La cesta de la compra se encarece el 1,2% durante el último trimestre

Observatorio de Precios. Ávila y Palencia son las únicas ciudades en Castilla y León con importes inferiores al de Salamanca. Estudio nacional. Valencia y Huelva son las capitales más baratas
EFE

Salamanca sigue siendo una ciudad asequible desde el punto económico de los consumidores a la hora de realizar la compra. Sólo Palencia y Ávila en Castilla y León tienen precios más baratos que las tiendas salmantinas. Ahora bien, la evolución en el último trimestre ha sido ascendente, con un repunte del 1,2%, según informó ayer el Observatorio de Precios del Comercio Interior del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en la presentación del informe correspondiente al periodo abril-junio. El incremento no es, sin embargo, de los más altos de España. Gerona y Santander son las ciudades donde más han subido los precios en alimentación, con un 5,7% y un 5,6%, respectivamente, durante el segundo trimestre del año.

Según se desprende del Observatorio de Precios, los precios de los alimentos aumentaron el 0,0% en este periodo debido al encarecimiento del 0,7% de la carne y del 5,9% del pescado. Tras Gerona y Santander, las ciudades de Cuenca, con un 4,8%, y Palma de Mallorca, con el 3,6%, fueron las que más acusaron un incremento del precio en la cesta global de alimentación entre los meses de abril y junio con respecto al primer trimestre del año. Por el contrario, destaca la disminución de los precios en Pontevedra y Ciudad Real (ambas con un 2,7%), Soria (2,4%), Talavera de la Reina (1%), Burgos (0,9%), Santa Cruz de Tenerife (0,6,%, Las Palmas (0,5%), Oviedo, Málaga y Murcia (todas ellas con un recorte de los precios del 0,4%) y Ávila (0,3%).

En cuanto al conjunto de los productos de alimentación, envasada y productos frescos, las diferencias entre ciudades son de un máximo del 19%. En este caso, las capitales de Valencia y Huelva encabezan el listado de localidades con los precios más bajos. Las siguen Palencia, Ávila y Castellón. Por el contrario, Santander es la ciudad donde los precios de los productos alimenticios son más elevados, con más del 19%. Además, con precios por encima del 5% del promedio, se encuentran las ciudades de Bilbao, con más del 18%, Vitoria (17%), Pamplona y San Sebastián (16%), Tarragona y Las Palmas (14%) y Girona (13%).

En la región, la cesta de la compra más cara está en Burgos, con un 7% más gravosa para los bolsillos de los compradores que en Valencia y Huelva y un 4% que en Salamanca. Valladolid y León cuentan ambas con unos precios un 3% más altos que en la capital salmantina.