La cesión de competencias de taxi complica el área y las tarifas comunes de Salamanca y alfoz
Cyl dots mini

La cesión de competencias de taxi complica el área y las tarifas comunes de Salamanca y alfoz

Varios ayuntamientos tienen pendiente firmar su adhesión al área común, que se retrasa. Recelan de la obligación de ceder competencias como la de firjar los precios al Ayuntamiento de Salamanca.

La creación de la zona única del servicio de taxi común a Salamanca y las localidades de su alfoz sigue dando pasos, pero su tramitación se retrasa y todavía va a tardar, máxime cuando se ha encontrado con un escollo nada desdeñable. Según la previsión del Ayuntamiento de Salamanca, que es quien lleva el peso del proyecto, la zona única debería estar operativa a comienzos de 2019, pero a día de hoy son muchos los trámites pendientes.

 

Así se ha puesto de manifiesto en la reunión el Consejo del Alfoz celebrada este jueves en Salamanca, un encuentro decepcionante por la falta de novedades y grandes avances; de hecho, la mayoría de cuestiones ya fueron planteadas hace cerca de tres años y siguen sin haberse desarrollado en su totalidad. En el caso del área de prestación conjunta del taxi, y según el cronograma presentado a los alcaldes asistentes, el proyecto está todavía en el segundo de los seis puntos necesarios para su entrada real en funcionamiento.

 

De hecho, el único que se ha cubierto por completo es la aprobación de un dictamen favorable para la creación del área; estre primer paso se dio en el Ayuntamiento de Salamanca el pasado mes de septiembre después de que no hubiera noticias desde un año antes, septiembre de 2017, y tras una década de espera. Por contra, en Valladolid ya funciona desde el 1 de enero de 2018, hace un año, con la adhesión de 22 municipios, todos menos Arroyo de la Encomienda. En el caso de Salamanca, faltan adhesiones y este jueves sólo acudieron 10 de los 24 municipios afectados.

 

El siguiente paso ha sido la solicitud y creación por parte de la Junta del área conjunta de servicio del taxi en Salamanca y su alfoz. Para ello, es necesario que todos los ayuntamientos participantes, algunos miembros del consejo de alfoz (Santa Marta de Tormes, Villamayor de la Armuña, Villares de la Reina, Doñinos de Salamanca, Aldeatejada, Cabrerizos, Carbajosa de la Sagrada, Carrascal de Barregas, Arapiles y Salamanca) y otros no, aprueben en sus respectivos ayuntamientos la adhesión al área, y ahí es donde ha surgido un problema: la delegación de competencias.

 

Según el modelo de área común de taxi elegido, los ayuntamientos participantes deben delegar el ejercicio de competencias en materia de taxi, lo que incluye por ejemplo dar al consistorio de la capital la facultad de fijar los precios, cosa que ya hace en la capital, en acuerdo con las asociaciones del taxi. Sin embargo, varios ayuntamientos no lo ven claro y recelan de esta cesión de competencias. Sin ella, no es posible poner en marcha el área común. Y tampoco si en algunos ayuntamientos se aprueba integrarse, pero sin ceder facultades, lo que nos llevaría a no poder unificar tarifas para todos, uno de los grandes avances de la medida.

 

Una vez se superara este obstáculo, a la puesta en marcha del área común le quedarían todavía varios trámites. El Ayuntamiento de Salamanca tendría que aceptar la cesión de competencias por parte de los ayuntamientos del alfoz y, después, aprobar una nueva ordenanza común para el servicio de taxi, aunque esa nueva ordenanza ya está adelantada. La nueva ordenanza del taxi incluye autorización de vehículos de más plazas, exámenes para los conductores, exigencia de título de la ESO o controles para comprobar la limpieza de los vehículos. Se dejó fuera una limitacíon de las horas de volante y hay dudas sobre una mínima regulación de la uniformidad.

 

Por último, habría que publicar la ordenanza en el BOP para que fuera vigente, para lo cual también habrá que dejar pasar los plazos legales.