La Casa Unamuno de Salamanca recibe dos manuscritos autógrafos del ex rector y del fotógrafo Gutiérrez Somoza

Imagen de Unamuno en el centro municipal que lleva su nombre (Foto:F.Rivas)

La Casa-Museo Unamuno de la Universidad de Salamanca ha recibido la donación de dos manuscritos autógrafos del que fuera rector de la institución académica Miguel de Unamuno y del reportero gráfico costumbrista castellanoleonés Pedro Gutiérrez Somoza.

El rector de la Universidad, Daniel Hernández Ruipérez, y la directora de la Casa-Museo Unamuno, Ana Chaguaceda, han recibido en la Casa-Museo las obras de manos del abogado y pintor Manuel Prieto Hernández, amigo de Gutiérrez Somoza.

En cuanto al manuscrito de Miguel de Unamuno, se trata de un prólogo realizado para el libro de cuentos de Pedro Gutiérrez Somoza, con fecha 18 de noviembre de 1913.

Este texto aparece transcrito en las 'Obras Completas de Miguel de Unamuno', al cuidado de Manuel García Blanco, pero el documento original nunca se había dado a conocer, ni por su autor ni por su hasta ahora propietario.

En cuanto al manuscrito de Pedro Gutiérrez Somoza*, es uno de los cuentos realizado por él, titulado 'La tía malfamada' y es inédito, además de no conocerse su fecha.

Según la Universidad de Salamanca (USAL), la relación de ambos llega a través de su amistad con el hijo mayor del ex rector, Fernando, así como con su segundo hijo, Pablo,* ya desde el momento en el que la familia ocupa la actual Casa-Museo Unamuno.

Entre 1913 y 1934 Somoza escribe frecuentemente a Unamuno y, gracias a las cartas, conservadas en la Casa-Museo, se puede apreciar el afecto y la confianza que ambos se tienen, ha indicado la USAL.

PRÓLOGO

Así, cuando Somoza le pide a Unamuno un prólogo para su libro de cuentos, éste no se demora en redactarlo y hacérselo llegar. Y Miguel de Unamuno realiza un prólogo "de afecto", como él mismo dice, sin ni siquiera llegar a leer los cuentos, y aprovecha para hablar de estética, de naturalismo, del "hórrido, molesto y anti-artístico cinematógrafo", del "reportaje o reporterismo".

No se sabe por qué finalmente el libro de cuentos no salió publicado en la Editorial Montero, como estaba previsto. Y en 1962 Gutiérrez Somoza le hace* llegar a Manuel García Blanco una trascripción, de su puño y letra, del prólogo de Unamuno, en el que argumenta que el original tiene para él demasiado valor sentimental como para enviarlo.*