La carta de la mujer del médico que se masturbó en Guijuelo: "Tú jamás habrías hecho nada vejatorio y menos a una mujer"

Imagen del médico en la consulta

La esposa del médico que se masturbó en Guijuelo delante de una paciente ha querido mostrar todo su "apoyo y amor" a su marido a través de una carta después de que haya sido condenado a dos años de prisión e inhabilitación y una multa de 1.000 euros. 

El facultativo J.E.M., acusado de masturbarse delante de una paciente en su consulta de Guijuelo ha sido condenado por el Juzgado de lo penal de Salamanca a dos años de cárcel por un delito de abuso sexual con la agravante de abuso de confianza. El médico además ha sido condenado a dos años de inhabilitación para ejercer su profesión y deberá pagar una indemnización de 1.000 euros a la paciente por los daños causados. 

 

Ahora, y al paso de esta situación, su esposa, Z. P. C., ha querido apoyarle a través de una carta que ha enviado a tribunasalamanca.com en la que muestra todo su "apoyo y amor" esta situación que les está "tocando vivir" a toda la familia y en la que quiere dejar bien claro que su marido "no es una mala persona, tal y como lo ha calificado la sociedad", explica.  

 

En dicho escrito se puede leer: "Hoy se ha juzgado y condenado a un inocente a un buen hombre, honesto, honrado, trabajador, responsable, un buen profesional de la medicina muy querido por sus pacientes, y nadie mejor que yo para valorarte ya que convivio contigo desde hace 41 años y te conozco de sobra, también de ser un estupendo padre".

 

Ha añadido además, que "la sociedad, los medios y las redes sociales han querido destruirte, pero no lo vamos a permitir, tus hijos y yo te apoyamos así como nuestros amigos y compañeros y sabemos de sobra, que tú jamás habrías hecho nada indecoroso, nada vejatorio y menos a una mujer, porque tú eres un profesional como la copa de un pino. Hoy quiero decirte que  a pesar de los malos momentos que nos está tocando vivir nos sentimos orgullosos de ti y que vamos a seguir adelante, juntos y esperanzados con la cabeza muy alta a buscar 'tu verdad'. El daño moral que te han hecho ya es irreparable, pero tenemos que seguir confiando en la justicia porque dicen que las mentiras tienen las patas cortas".

Noticias relacionadas