Actualizado 05:31 CET Versión escritorio
Salamanca

La carrera de las tasas universitarias: Castilla y León tendrá que rebajar hasta 400 euros las matrículas

TASAS

El objetivo de colocarse en la media del país obligará a un importante esfuerzo: el 5% rebaja es insuficiente para compensar los precios actuales y las mayores rebajas de otras comunidades.

Publicado el 13.09.2018

Las Cortes de Castilla y León han puesto a la administración regional en la línea de salida de una carrera en la que va a tener muy complicado conseguir su objetivo. La 'competición' a la que nos referimos es la equiparación de precios de los títulos universitarios con la media nacional, que ha sido asumida como meta este miércoles en el pleno regional. El objetivo es ambicioso, pero va a requerir un esfuerzo titánico porque las universidades públicas de Castilla y León parten con mucha desventaja después de años de tasas en máximos.

 

La Junta ha dado un primer paso este curso con una rebaja del 5% en las tasas universitarias. El 30 de abril pasado se publicó el decreto con los nuevos precios de las tasas de matrícula en las universidades públicas. Como ya publicó TRIBUNA en su día, eso supone una rebaja de entre euro y medio y 85 céntimos por crédito, según el tipo de titulación. Las tasas completas se pueden consultar en este LINK. En el caso de un grado de arquitectura, que está en el grupo de los más caros, el ahorro ronda los 360 euros en caso de estar en todas las asignaturas como primera matrícula. Con estos precios, las universidades públicas de Castilla y León se mantienen entre las más caras del país.

 

Según el procurador salmantino Fernando Pablos (PSOE), en algunas titulaciones como las de Ciencias de la Salud las tasas de la Comunidad seguirán siendo, a pesar de la rebaja, "las segundas más caras de España" y tendrán un coste "de casi 400 euros más que la media española", hasta alcanzar los 1.700 euros.

 

Como ha señalado, esto ocurre "con todas las titulaciones". En ingenierías la diferencia es de 327 euros; en formación de profesorado, de 186; mientras que en ciencias sociales de 134 y experimentales, de 154. Esta rebaja "sólo afectará a la matrícula de primer curso", por lo tanto no a la de los siguientes que son "más elevadas". "Castilla y León seguirá a la cabeza de las tasas universitarias más caras", ha remarcado.

 

El motivo es que, en su día, la comunidad subió las tasas de matrícula de las universidades públicas al podio de las más caras. Hasta el curso 2011/2012, las comunidades subían las tasas universitarias en función de una horquilla marcada por el Ministerio. Sin embargo, a partir de entonces, el ministro titular (José Ignacio Wert) liberalizó la subida de tasas. Entre 2011 y 2014 el precio medio del crédito matriculado pasó de 16,07 a 23,11 euros, un 43,8% de subida entre el curso 2011-2012 y el 2013-2014. Se hizo aprovechando un decreto de 2012 que permitía a las comunidades subir un 25% las tasas. Entonces Castilla y León lo aplicó y se subió al podio de las comunidades más caras para estudiar, y no lo ha abandonado.

 

La rebaja del 5% va a ser insuficiente para colocar a Castilla y León en la media de lo que cuesta cursar un grado universitario porque, mientras la comunidad ha mantenido congeladas las tasas varios años, otras como Madrid o Andalucía van por el cuarto y quinto cursos, respectivamente, de rebaja de las tasas. Una rebaja que se ha generalizado en el resto de comunidades. Por este motivo, instituciones como la Universidad de Salamanca han pedido ir más allá y bajar las tasas más de ese 5%.

 

 

Precios altos, menos alumnos

 

Según un estudio del Observatorio del Sistema Universitari (OSU), matricularse en Ciencias de la Salud cuesta 1.815 euros por curso; 1.450 en Ciencias Experimentales (que engloba Física, Química, Biología, Geología o Matemáticas); 1.663 un curso de Ingeniería y Arquitectura; 1.204 por estudios de Formación del Profesorado; 1.112 por Ciencias Sociales y Jurídicas; y 1.024 un curso de Humanidades. Son precios entre los más altos del país, sólo superados por Cataluña, que es la más cara en todas las especialidades. Por debajo quedan Madrid, País Vasco, Valencia... Los precios dejan en mala situación a las universidades de Castilla y León, que tienen que competir con universidades mucho más baratas, como las del entorno más próximo, caso de Extremadura o Cantabria.

 

Las universidades públicas de la Comunidad han pagado caro tener que salir a buscar alumnos con unos precios poco competitivos, y lo están notando en una bajada de los niveles de matriculación. Desde el curso 2011-2012 y hasta el pasado, todas han perdido alumnos; en total, hay 14.000 matriculados menos entre todas las titulaciones de las cuatro universidades; muchos se han trasladado a las universidades privadas. La pérdida de alumnos de grado es importante y no se compensa con el aumento de matriculados en máster

COMENTARComentarios

  • #1 ciudadano

    13/09/2018 00:39

    Me gustaria saber como se financia la universidad en castilla y Leon.Ingresos y gastos.Gracias