La capital sigue sin fijar población: pierde 1.500 habitantes en solo 6 meses

Los datos del INE contradicen las palabras del alcalde Fernández Mañueco, quien señala que Salamanca es una ciudad joven. 1.500 personas se han ido de esta ciudad en busca de oportunidades.

1.489 habitantes menos. Ésa es la cifra de población que ha perdido la capital salmantina en los seis primeros meses del año 2016, y que puede haberse doblado (o más) al finalizar el presente ejercico.

 

Estos datos contrastan, y mucho, con las palabras del alcalde de Salamanca en minoría, Alfonso Fernández Mañueco, quien presume de que la ciudad es "joven, universitaria y en la que la gente se divierte". Quizá sea lo único para lo que ha quedado una Salamanca que es incapaz de fijar población y pierde habitantes cada año y hay 86.708 personas tiene 65 o más años, mientras que 85.046 corresponden a un franja de edad de entre 0 y 29 años.

 

Al menos eso es lo que delatan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que revelan además que el número de habitantes de Salamanca ha descendido hasta los 144.989 que se registran en la actualidad, y con unas perspectivas poco optimistas en este apartado.

 

Estos datos solo hacen que reflejar que la capital es un centro universitario que no retiene población por la escasez de oportunidades que existe en Salamanca y por la pérdida de prestigio de la Universidad en los últimos años, dejando de ser la referencia que ha llegado a ser. Además, en la última década, la capital salmantina ha visto como su nivel poblacional ha disminuido en la nada despreciable cifra de 14.000 personas, involucionado de una manera significativa.

 

ÁMBITO PROVINCIAL

 

En términos absolutos y provinciales, Salamanca ha perdido en solo 6 meses 3.410 habitantes, hasta los 335.985, registrando además más muertes que nacimientos.

 

En concreto, y según los datos del INE, la provincia contabilizó en el primer semestre de 2016 1.961 muertes y 1.052 nacimientos, con un saldo negativo de 969, claro ejemplo de la pérdida de población, 'animada' por el éxodo hacia otras zonas de la comunidad, de España o del extranjero.