La Capilla de Santa Bárbara de la Catedral Vieja muestra el secreto oculto tras su retablo cinco siglos después
Cyl dots mini

La Capilla de Santa Bárbara de la Catedral Vieja muestra el secreto oculto tras su retablo cinco siglos después

La Capilla de Santa Bárbara restaurada (Foto: María Pedrosa)
Ver album

La Consejería de Cultura y Turismo ha concluido las obras de restauración integral de la capilla catedralicia, aumentando su valor artístico y patrimonial al sacar a la luz las pinturas murales góticas ocultas tras el retablo. 

Para conseguir la contemplación de ambos bienes, se ha diseñado una innovadora estructura móvil que permitirá disfrutar de las pinturas que han estado ocultas durante cinco siglos. 

 

Tanto el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, como el obispo de Salamanca, Carlos López, han estado presentes en la presentación de la remodelada Capilla de Santa Bárbara, tras la restauración que se ha llevado a cabo de la misma, a través de la financiación de la Consejería de Cultura y Turismo con un coste de 460.000 euros, concedidos al Cabildo Catedralicio de Salamanca para su realización, bajo la dirección técnica de la Consejería. 

 

Sobre la restauración cabe destacar y según ha informado Maria Luisa López, una de las responsables de la empresa encargada de la restauración, ha necesitado de hasta dos años para verla muy diferente a como estaba antes. "No tiene nada que ver lo que vemos ahora con lo que nos encontramos, en cuanto al estado de conservación. Nos encontramos con unas pinturas que datan de 1339 a 1361 aproximadamente y el retablo es del siglo XVI, por lo que estas pinturas se han podido conservar gracias a la presencia del retablo que tiene delante con una cámara de aire de unos 15 a 20 centímetros", ha explicado. 

 

Ortega ha destacado que este proyecto ejemplifica la necesaria concertación institucional en el cuidado y difusión de los bienes culturales que, como ya expuso al inicio de Legislatura, es un eje fundamental de las políticas de la Consejería. Asimismo, ha señalado que “la búsqueda de la eficiencia y la rentabilidad en la financiación de las actuaciones y de la sostenibilidad en la gestión de los lugares monumentales, hacen imprescindible la implicación de todos los agentes sociales.”

 

Por su parte, el obispo de Salamanca, Don Carlos, ha resaltado la labor del Cabildo en el proceso. "La inaguración de hoy es un acto más en una cadena de actos de los que nos sentimos muy satisfechos, ya que recordemos se han restaurado las salas donde se ha instalado el museo, se restauró la Torre de la Catedral, antes se acomodarón todas las estancias de la misma para poner en práctica el proyecto Jeronimus y además se restauró la Capilla de Santa Catalina. Asimismo, se ha llevado acabo la nueva iluminación de la Catedral Nueva y estamos en proceso de cambiar el de la Vieja". 

 

"Salamanca tiene que sentirse orgullosa de este tesoro que hemos heredado de nuestros antepasados, único y que pocas diócesis tienen, un conjunto catedralicio como el nuestro, de tanta riqueza histórica y artística. A nosotros solo nos toca mantenerlo, mejorarlo y ponerlo a disposición de todos. De la comunidad cristiana para el uso litúrgico y de la comunidad cultural para que sigan disfrutando de todos estos bienes", reconocía el Obispo. 

 

La actuación que se ha llevado a cabo en la Capilla de Santa Bárbara ha tenido un carácter de intervención integral, teniendo en cuenta su transformación y ha abarcado desde la restauración de las cubiertas y bóvedas, hasta todo el conjunto mueble que alberga. Durante los trabajos se llevó a cabo el desmontaje del retablo y aparecieron tras él unas pinturas murales góticas con representaciones de escenas de la vida de Santa Bárbara, que habían permanecido ocultas a lo largo de cinco siglos.