La cámara que vigila el verraco estaba averiada el día que se hizo la pintada

El verraco del Puente Romano, tras ser limpiado.

El jefe de la Policía admite en la comisión informativa al portavoz de Ciudadanos que la cámara del Puente Romano que apunta a la escultura no funcionaba el día que se produjo la pintada y que se han dado cuenta al ir a buscar las imágenes para identificar al autor.

La cámara de vigilancia que está colocada en el Puente Romano estaba averiada el día que el verraco prerromano fue objeto de una pintada vandálica. Así lo ha confirmado el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, durante la comisión informativa de Policía de esta mañana. Lo ha hecho a pregunta del portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, que ha asegurado a TRIBUNA que ha planteado la cuestión al tener constancia de que la cámara no estaba operativa.

 

Según explica el portavoz 'naranja', durante la comisión de Policía ha preguntado al jefe policial si esta cámara, una de las que se puso hace unos años para prevenir los actos vandálicos contra el patrimonio, estaba operativa el día que se produjo la pintada en la escultura; una de las funciones de las cámaras es disuadir de este tipo de actos ya que con las imágenes se puede identificar a los autores. Sin embargo, y como ha confirmado el jefe policial, no estaba operativa ese día al encontrarse averiada. Varios concejales han ratificado a TRIBUNA las afirmaciones vertidas por Fernández.

 

Según ha explicado, su funcionamiento no es el correcto porque en ocasiones funciona y en otras, no. Esta vez ha tocado que no: se ha comprobado al ir a buscar las imágenes que tenían que haber permitido conocer las circunstancias de la pintada y ayudar a la investigación para averiguar su autor. El jefe de la Policía asegura que no hay más averiadas.