La Cámara de Salamanca tendrá que repetir elecciones a partir de octubre

El presidente de la Cámraa de Comercio, Benjamín Crespo, en uno de los plenos.

Benjamín Crespo no llegará a los dos años de presidente antes de tener que someterse a nuevas elecciones, esta vez por mandato del Gobierno.

La actual directiva de la Cámara de Comercio de Salamanca tendrá que abrir un nuevo proceso de elecciones poco después de haberse aposentado en el poder cameral, esta vez, por mandato estatal. Así que Benjamín Crespo va a estar en el cargo, como máximo, hasta septiembre de 2018, menos de dos años de mandato. Así se desprende de la orden con la que el Ministerio de Luis de Guindos ha dado el pistoletazo para terminar de regularizar las Cámaras. El proceso arrancó en 2014 con la nueva ley cameral que acabó con el pago del recurso cameral y que obligaba a las comunidades a desarrollar nuevas leyes autonómicas. Estas nuevas normativas implican la celebración de elecciones para refrendar la puesta en marcha de la nueva etapa.

 

La Cámara de Comercio de Salamanca celebró elecciones a finales de 2016 en las que resultó elegido Benjamín Crespo como nuevo presidente de una directiva caracterizada por su proximidad al Ayuntamiento de Salamanca y al alcalde Fernández Mañueco, pero también por una gestión dudosa salpicada por la opacidad en las cuentas y en la gestión diaria, con problemas como la reducción del horario o la falta de proyectos para los viveros, además de la falta de un secretario que legalice sus actuaciones o el escándalo del plenario detenido por el crimen de Cabrillas. Habrá que ver si logra suscitar los apoyos orquestados a través de la falsa patronal CES.

 

El Boletín Oficial del Estado ha publicado la Orden Ministerial de apertura del proceso electoral en las Cámaras de Comercio, que se extenderá entre el próximo 2 de octubre y el 30 de septiembre de 2018. Con este hito concluye el proceso de modernización de las Cámaras derivado de la Ley Básica de 2014, en virtud de la cual se configuran como una herramienta más ligada a las necesidades de las empresas, orientadas a la prestación de servicios y reafirman su carácter de instituciones básicas para el desarrollo económico y empresarial.

 

Tal como establece la Ley Básica de Cámaras de 2014, corresponde al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad determinar la apertura del proceso electoral de los Plenos de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España, previo acuerdo con todas las comunidades autónomas. Este acuerdo se alcanzó, por unanimidad, en la Conferencia Sectorial del pasado 21 de abril.

 

El mandato general de cuatro años de los actuales órganos de gobierno de las Cámaras se encuentra prorrogado desde las últimas elecciones, celebradas en 2010. Tras la entrada en vigor de la Ley de 2014, las comunidades autónomas debían adecuar sus respectivas leyes al nuevo marco normativo y después abrir los procesos electorales en cada uno de los territorios. En el caso de Castilla y León, el mandato en la Cámara de Salamanca estuvo prorrogado, como en el caso de Ávila, pero ya se sabía que habría que repetir elecciones una vez lo ordenara el Gobierno central y como punto de partida para poner en marcha la nueva normativa autonómica.

 

Hasta el momento, seis comunidades autónomas (Andalucía, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña y Extremadura) no han concluido la adaptación a la nueva Ley pero todas ellas están tramitando sus correspondientes normas. Las comunidades autónomas deberán convocar el proceso electoral y tutelar su desarrollo.

Noticias relacionadas