La calle San Pablo, cortada al tráfico un día más por el desmontaje de las casetas

El Ayuntamiento de Salamanca tolera que se retrase la apertura al tráfico de la calle y también de la plaza de Colón, todavía vallada.

El error de cortar al tráfico la calle San Pablo durante todas las Ferias y Fiestas se ha extendido este lunes y, después de doce días sin poder circular por la Feria de Día, todavía hoy ha habido restricciones. El motivo es que no se han terminado de desmontar las casetas y que no sólo los establecimientos están ocupando el día para retirarlas, sino que también vehículos de reparto y aprovisionamiento de las marcas patrocinadoras están participando.

 

A primera hora de esta tarde la calle San Pablo todavía lucía cerrada al tráfico, que se desvía por la calle San Justo. La situación ha sido esa también durante toda la mañana como ha podido comprobar TRIBUNA. El motivo es el desmontaje de las casetas, que se ha prolongado durante todo el día, con la salida de grandes vehículos para retirarlas. La organización da margen a los hosteleros para retirar las casetas, pero en el caso de las de la plaza de Colón esto ha supuesto mantener cortado al tráfico San Pablo. Esto es algo que se tenía que haber evitado después de doce días sin circulación.

 

Pero es que, además, esto ha supuesto mantener el cierre de la plaza de Colón que ha estado toda la mañana vallada. El Ayuntamiento decidió cerrar el acceso a esta plaza desde que se instalaron las casetas como media de prevención para que nadie entrara y pudiera causar daños en un lugar recientemente reformado. Otros años, las casetas han estado puestas en el interior de la plaza sin que nadie haya puesto inconvenientes.

 

Esta situación viene provocada por la decisión de colocar las casetas de la zona de Colón fuera de la plaza y sobre la acera más próximas. Las casetas ocupan todo el ancho de la acera y, para dar lugar a los consumidores, se decidió cortar al tráfico la calle San Pablo durante los doce días que ha durado la feria.