La belleza de un sector ganadero (el ovino) que agoniza en Salamanca

Ver album

El sector del ovino ha perdido peso, y mucho en Salamanca y Castilla y León por el esfuerzo que conlleva y su escasa rentabilidad. ¿Cuál será su futuro?

Hay veces que una imagen vale más que mil palabras, por no decir siempre. Pero, también es cierto que en ocasiones puede llevar a engaño... y éste es uno de esos casos, que tiene como protagonista al sector del ovino en la provincia de Salamanca.

 

Y es que, la belleza de unas estampas como éstas en el campo salmantino chocan, y mucho, con la realidad de un sector que pierde censo a pasos agigantados y que sobrevive con precios en origen de hace 30 años.

 

Por ello, hablar del sector del ovino es hacerlo de una profesión destinada al olvido y a la desaparición en el conjunto de España. El censo de animales se ha precipitado de una manera estratosférica en los últimos años, hasta el punto de contar con  muy pocos profesionales que viven con el mismo precio de hace 30 años; no así el consumidor, que ya ve el lechazo casi como un producto de lujo…

 

Castilla y León no es un región ajena a esta situación, ni mucho menos, y pese a ser la segunda de España con mayor censo de animales, su reducción con el paso de los años ha sido traumática.

 

No en vano, de acuerdo con los datos oficiales del ministerio de Agricultura y Ganadería, entre 2008 y 2018, Castilla y León ha perdido la friolera de más de 1,2 millones de animales, al pasar el censo de 4.145.751 a 2.900.865 cabezas de ganado. Si bien es cierto que solo Extremadura supera en censo a Castilla y León (datos de noviembre de 2018), con 3.673.153 animales, la reducción de la ‘población’ ovina en el territorio castellano y leonés es más que notable.

 

Por provincias, la más dañada por la crisis del ovino en Salamanca, que ha perdido 241.163 animales en su cabaña ganadera entre 2008 y 2018, al pasar de 631.482 a 390.319 cabezas, siendo el territorio que más ha visto reducido su censo de toda la Comunidad.

 

Este hecho no tiene otra explicación que la baja rentabilidad de las explotaciones de ovino, donde el lechazo en el origen (precio al ganadero) tiene un valor similar al de hace 30 años, mientras que los costes de producción se han disparado al mismo nivel que lo ha hecho el paso del tiempo, la vida. En el caso de los corderos, y en la actualidad, apenas tienen precio y casi están ‘regalados’ en el mercado.

 

Mientras tanto, y pese a que la situación es delicada, disfruten de una imágenes que no se ven todos los días... el campo salmantino.

Comentarios

YO NO LO HARIA 05/09/2019 17:41 #2
QUIEN VA A QUERERSE METER DE PASTOR CON LO BIEN QUE ESTAN LOS MILES DE NUEVOS CHONIS Y CANIS (VEASE LAS TOLEDOS/AS,MONESTERIOS/AS ,MONTEROS/AS ,CASADOS/AS,RIVEROS/AS /ABASCALES/AS .SANCHEZ/AS,IGLESIOS/AS ,Y SON MILES EN TODA ESPAÑA OJO ETCETC EN POLITICA YO NO LO HARIA....
abrazafarolas naranjas 27/08/2019 22:01 #1
Con lo bien que se vive de politico, funcionario, liberado, asesor, ... no es de extrañar. Hay que aplaudir a la clase politica actual en especial a los de esta comunidad. Van a conseguir que desaparezca en corto espacio de tiempo un sector que fue la base de la economía castellana durante cinco siglos. Un aplauso para tantos charlatanes de calienta sillones que tenemos en nuestra Castilla y León.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: