La batida de la familia del desaparecido, sin novedades

Batida familiar para encontrar a Gabriel

Pese a las indicaciones de la Subdelegación del Gobierno de no realizar esta búsqueda, la familia desesperada continúa la búsqueda en el río Tormes. 

La familia de Gabriel Mancilla, el joven desaparecido el pasado lunes 12 de marzo en Salamanca, lleva a cabo durante la mañana de este sábado una batida por la zona de Villamayor, a la altura del Hotel Doña Brígida. A pesar de las recomendaciones de la Subdelegación del Gobierno de no hacerlo, manifiestan sentirse "desesperados" y por ello no han suspendido este rastreo que estaba previsto a partir de las 11.00 horas y en el que por el momento, no han encontrado ninguna pista.

 

Paralelamente, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y del resto de servicios de Protección Civil y Emergencias, Prevención y Salvamento, se está llevando a cabo una intensa búsqueda, no solo en la capital y alrededores, sino en toda la provincia. Se cuenta también con la colaboración de la Confederación Hidrográfica del Duero, cuenca a la que pertenece el río Tormes.

 

 

Cinco días sin rastro de Mancilla, y las últimas pistas son que salió de su casa, ubicada en el barrio de Garrido tras tener una fuerte discusión con su novia "que ni si quiera sabíamos que tenía", indica su primo, Miguel Ángel Mancilla.

 

La subida del caudal del río, por las lluvias de las últimas jornadas, ha hecho que la búsqueda entrañe más dificultades. El chico sería alumno del Instituto Lucía de Medrano que solía frecuentar esta zona.

 

Finalmente, los Bomberos de Salamanca han cambiado de lugar, y ahora se centran en el Puente Gudino.