La bajada del precio de los pisos llega a su fin en Salamanca

La depreciación de los pisos 'se planta' en Salamanca: han bajado un 30% desde 2008, pero el ajuste no da para más. El año pasado se rompió la tendencia con una ligera subida del 1,4%.

El ajuste del precio de la vivienda ha llegado a su fin en Salamanca. Después de casi siete años de constantes bajadas, durante 2015 el precio de los pisos volvió a subir ligeramente, con lo que se da carpetazo a la corrección iniciada en 2008 con la explosión de la 'burbuja inmobiliaria'. Una realidad que confirma que la crisis del ladrillo está casi oficialmente finiquitada.

 

Según los datos del Ministerio de Fomento, el precio de la vivienda libre subió un 1,8% en España merced a la subida de los precios en comunidades como Castilla y León que, junto con Cataluña y La Rioja registraron las alzas más importantes. En el caso de Salamanca, el repunte fue del 1,4% a pesar de que el último trimestre los precios se debilitaron. En Ávila, Burgos o Soria los precios han subido mucho más.

 

 

SIETE AÑOS DE BAJADA

 

Sin embargo, ese negativo fin de año no ha podido evitar que los precios hayan frenado su caída y, de este modo, se pone fin a casi siete años de correcciones. La depreciación, al menos, en términos de precios oficiales, empezó durante 2008; aquel año el precio de la vivienda libre medido por el ministerio alcanzó su máximo en Salamanca con una media de 1.632,9 euros el metro. Desde entonces, el precio no ha dejado de bajar cada año y casi cada trimestre. Hasta ahora.

 

Esta corrección ha cambiado el mercado de manera importante. Hoy el precio medio del metro cuadrado en Salamanca está por debajo de los 1.200 euros, un 30% por debajo. Una realidad que confirma no sólo el dato del ministerio, sino el que aportaron a comienzos de año los tasadores, que confirmaron una subida del 0,4% en el precio de los pisos en Salamanca, tanto nuevos como usados.

 

 

EL MERCADO QUIERE COMPRAR

 

Detrás del final de esta carrera a la baja está la perspectiva de los compradores. Según los especialistas, quienes están dispuestos a comprar una vivienda saben que no van a bajar más y han dejado de posponer su decisión.  El presidente de Tinsa, Ignacio Martos, cree que los tiempos de "los grandes movimientos de precios" de la vivienda y de la especulación han quedado atrás. En su opinión, el sector inmobiliario ha entrado en una fase de normalidad, en la que los precios se han ajustado de forma relevante y en la que todo apunta a que evolucionarán de manera positiva. "El año 2014 hemos visto por fin asomar incrementos de valor. La especulación y los grandes movimientos de precio ya quedaron atrás. El mercado está con ganas y creemos que habrá oportunidades", ha sentenciado el presidente de Tinsa.