La ayuda al alquiler puede subir a los 600 euros al mes para paliar la 'burbuja' del sector en Salamanca

Viviendas de protección para el alquiler (Foto: De la Peña)

Salamanca es una de las ciudades con el alquiler más caro: la nueva ayuda estatal podría contemplar esa situación elevando el rango de precios subvencionados.

La nueva ayuda al alquiler para jóvenes, una de las principales medidas del nuevo Plan Estatal de Vivienda, podría ver incrementada su cuantía en el caso de Salamanca por efecto de la 'burbuja' del alquiler, la subida de precios que ha experimentado el sector. Para saberlo habrá que esperar a la convocatoria de la Junta de Castilla y León, que gestionará el plan en la Comunidad, que podrá adaptar el límite máximo de ayuda al pago de la renta mensual desde los 450 euros a los 600 euros.

 

La decisión es importante porque el precio del alquiler en Salamanca lleva repuntando meses. La media supera los 750 euros, la decimoctava capital de provincia más cara, y la que está más arriba entre las de Castilla y Léon. Hace un año el precio medio de un alquiler en Salamanca rondaba los 700 euros y ha protagonizado una subida sostenida.

 

El nuevo plan contempla ayudas económicas para el pago del alquiler de hasta 390 euros al mes, siendo el límite de hasta el 40% de la renta. La medida más novedosa es que ese límite se eleva al 50% para los jóvenes menores de 35 años y para mayores los mayores de 65 años. Está pensada para menores de 35 años cuyos ingresos no lleguen a tres veces el IPREM, menos de 22.365,42 euros al año. Con esta ayudas se subvencionará a los solicitantes hasta el 50% de la renta mensual en alquileres de hasta 600 euros. La nueva ayuda al alquiler se podrá pedir para viviendas que supongan rentas mensuales de hasta 900 euros, frente al máximo de 600 euros fijado en el anterior plan, para adecuarlo así al encarecimiento de este tipo de vivienda.

 

Esto es lo que tiene que decidir la Junta de Castilla y León, el límite de cuantía del alquiler en función de los municipios. En las ayudas hasta ahora vigentes, Valladolid, Burgos y Salamanca tenían fijado un límite de 450 euros que podría llegar a los 600, sobre el que se aplicaría la ayuda convencional del 40% o del 50% en el caso de jóvenes menores de 35 años o mayores de 65 años.

 

Esta decisión es importante porque el mercado del alquiler ha sufrido importantes cambios en los últimos años. Cada vez más es una alternativa para acceder a una vivienda, pero los precios han subido, algo que se nota en ciudades como Salamanca donde siempre ha habido un importante mercado del alquiler: es la sexta ciudad de España con un mayor volumen de viviendas alquiladas, con 10.746 en solo un año.