La avalancha de gente obliga a cortar el acceso en varias playas de Barcelona

Vista aérea de la playa de Bogatell en Barcelona

Al 80 por ciento de la ocupación. 

La Guardia Urbana de Barcelona ha limitado los accesos a cuatro playas de Barcelona a lo largo de la tarde de este sábado, después de que en todas ellas se llegara al 80% de ocupación, la máxima permitida en la desescalada por el coronavirus.

 

Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona han asegurado que en el momento en que los videosensores han detectado que se alcanzaba un nivel de ocupación muy alto, se ha informado a los bañistas por megafonía de la situación, en colaboración con los informadores desplegados por el litoral, y se ha pedido su colaboración para repartirse por la playa respetando las distancias de seguridad. A partir de ese momento, la Guardia Urbana no ha permitido la entrada a más personas a esas playas para evitar aglomeraciones.

 

En dos playas se ha llegado al tope permitido alrededor de las 17 horas, y en otras dos se ha alcanzado el aforo máximo alrededor de las 18.15 horas.

 

La afluencia se controla por medio de sensores que calculan el volumen de ocupación. Cuando se llega al 80% de la ocupación, los sensores avisan y se activan los mecanismos de información: los informadores del Ayuntamiento explican las medidas a seguir, y se pide por megafonía a los bañistas que se dispersen para evitar aglomeraciones.