La autovía entre Guijuelo y Béjar espera un arreglo urgente entre parches, grietas y socavones
Cyl dots mini

La autovía entre Guijuelo y Béjar espera un arreglo urgente entre parches, grietas y socavones

Fotos: I. C.
Ver album

La nieve, el hielo y la propia sal vertida por las máquinas quita-nieve este invierno han destrozado su firme.

La autovía A-66 entre Guijuelo y Béjar espera con urgencia un arreglo tras un duro invierno en el que la nieve, el hielo y la propia sal vertida por las máquinas quita-nieve han destrozado su firme.

 

La reparación de la calzada en la A-66 y en la A-62 rondará los 17,4 millones de euros de inversión, más otros 6 millones para el tramo de 12 kilómetros de la A-66 entre Guijuelo y Sorihuela. Así lo anunció la pasada semana el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante su visita a la provincia de Soria.

 

El mal estado del firme en este tramo de autovía ha propiciado que se reduzca el límite de velocidad en la A-66 entre las localidades de Guijuelo y Sorihuela y se señalice en el tramo comprendido entre Guijuelo y Béjar. Estos 28 kilómetros son muy utilizados por trabajadores que a diario se desplazan desde la capital salmantina y que han sido testigos directos del empeoramiento del firme que actualmente es casi intransitable a una velocidad normal. Baches, grietas e incluso socavones obligan a extremar la precaución en esta zona puesto que incluso cambian la trayectoria de los vehículos en ambos carriles.