La Audiencia Provincial reactiva su actividad: Uso preferente de los medios telemáticos en juicios y comparecencias

La acusada en la Audiencia Provincial de Salamanca (Foto: T. Navarro)

Evitarán la aglomeración de público en las inmediaciones del edificio con carácter previo a las actuaciones judiciales previstas, garantizando la distancia mínima de seguridad de dos metros entre las personas

La Audiencia Provincial de Salamanca ha aprobado su protocolo para la actividad en sus dependencias, una serie de puntos que tendrán validez hasta tres meses después de la finalización del estado de alarma por la COVID-19 y que afectará a su sede y a los Juzgados de Menores y Vigilancia Penitenciaria.

 

El acuerdo alcanzado y firmado por el presidente de la Audiencia Provincial, José Ramón González Clavijo, incluye entre las medidas el uso preferente de los medios telemáticos en los juicios y comparecencias.

 

En concreto, el documento contempla en su primer punto que los responsables de la seguridad y vigilancia del edificio, tanto Guardia Civil como seguridad privada, "evitarán la aglomeración de público en las inmediaciones del edificio con carácter previo a las actuaciones judiciales previstas, garantizando la distancia mínima de seguridad de dos metros entre las personas".

 

También, señala que el edificio contará en su entrada con mascarillas higiénicas, guantes y geles hidroalcohólicos de utilización obligatoria por los usuarios, tanto cuando se trate de funcionarios como cuando sean profesionales y ciudadanos que acudan a las instalaciones.

 

"Tan sólo podrán acceder al edificio aquellas personas que hayan sido previamente citadas o convocadas y así deberán acreditarlo y los ciudadanos deberán solicitar la información que necesiten por vía telemática o telefónica.

 

Asimismo, recoge la prohibición de "cualquier tipo de reunión en todas las zonas comunes del edificio y de forma muy especial en el vestíbulo y en los accesos a la sala de vistas", y los profesionales tendrán que efectuar las reuniones y comunicaciones con sus clientes que consideren imprescindibles "siempre por vía telemática".

 

Los usuarios del edificio deberán respetar la distancia de seguridad mínima de dos metros, así como las indicaciones que imparta el servicio de seguridad y vigilancia y los funcionarios, y en particular las señales instaladas, tanto en las zonas comunes como en los distintos despachos de los funcionarios y aseos.

 

MÁS MEDIDAS

En su punto séptimo, el acuerdo señala que "los juicios y comparecencias se celebrarán de forma telemática con carácter preferente" y, de no ser posible, los asistentes a las vistas deberán respetar la distancia mínima de seguridad y la utilización de los medios personales de protección.

 

"De ser estrictamente necesaria la presencia de los acusados según lo dispuesto en las normas anteriormente citadas, también se adoptarán las adecuadas medidas de protección, sin perjuicio de las que puedan adoptar las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado de ser necesaria su presencia por encontrarse el acusado en situación de prisión", añade.

 

Igualmente, las actuaciones, vistas y juicios "se celebrarán preferentemente a puerta cerrada", sin perjuicio del criterio de quien presida el tribunal en cada momento, con garantía de publicidad a través del sistema de grabación de los juicios y eventualmente con la presencia de representantes de los medios de comunicación que lo soliciten de "considerar necesaria su asistencia".

 

"Excepcionalmente podrá acordarse la presencia como público de personas directamente vinculadas con los justiciables en un número total que garantice el cumplimiento de las distancias de seguridad tanto en los accesos como en el interior de la sala de vistas", continúa el documento. 

 

Dadas las dimensiones de la sala de vistas, considera "admisible" la presencia simultánea en estrados de los tres magistrados, cuatro letrados o representantes del Ministerio Fiscal, acusado o acusados en las primeras filas, incluido eventualmente, la Policía Nacional de custodia, si se utilizan varias de las primeras filas destinadas al público; un testigo o perito, el funcionario de auxilio y un máximo de seis ciudadanos como público.

 

Los abogados y procuradores que asistan a los juicios y vistas orales quedan dispensados del uso de las togas; además, el Ministerio Fiscal y la representación y defensa de las partes deberán presentar la documentación adicional que consideren necesario aportar al inicio de las sesiones del juicio oral al menos dos días antes de la celebración del juicio, y sólo en el caso de que no hubiera sido posible presentarlo, con la misma antelación por vía telemática.

 

Finalmente, en el señalamiento de los juicios y vistas, la audiencia dejará "tiempo suficiente entre uno y otro" para evitar la comunicación de ciudadanos y permitir la limpieza necesaria de los estrados y micrófonos utilizados en la vista anterior.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: