La artesanía, sinónimo de calidad

La V Feria Agroalimentaria y de Artesanía recibe numeroso público gracias a los buenos productos
Fernando Martínez

Medio centenar de puestos, 16 de artesanía y 23 de alimentación abrieron sus suaves puertas de tela para ofrecer sus productos a los vecinos y turistas que se acercaron ayer hasta la villa de Ledesma.

El alcalde, José Prieto, aseguró en la inauguración que “Dios es bueno” por permitir que la meteorología hubiese cambiado y las temperaturas subiesen, lo que animó a muchas personas a pasear por los emblemáticos jardines de la Fortaleza ledesmina.

Consideró positivo el esfuerzo realizado para organizar actividades como ésta, “que son un buen revulsivo para la zona”, afirmó el primer edil.

Gracias a unos tibios rayos de Sol, los ledesminos y vecinos de la comarca acudieron al reclamo de la calidad de los artesanos y de los productores agroalimentarios. Los puestos de productos alimenticios ofrecían pequeños trozos de embutidos, quesos, dulces o las famosas rosquillas ledesminas o daban a probar licores o sidra, siempre agradecida por los visitantes.

En los puestos artesanales, se despachaban dudas sobre cómo estaba realizado un determinado producto o qué secreto encerraba un trabajo manual. En líneas generales, los dueños de los puestos se mostraron a este diario satisfechos por la presencia de curiosos y compradores.

Junto a los puestos de productos, se encuentra uno para la realización de demostraciones artesanales de barro, de técnicas de seminolas, patchwork. Los responsables municipales aprovechan la Feria para mostrar la historia de la villa con paseos guiados y en clave de humor, unos feriantes narraban la historia a los viandantes. Otra de las novedades ha sido el concurso de pintura rápida, en el que han participado nueve personas, cuyo primer premio fue para Margarita Casado, de madrid; el segundo para el salmantino José Antonio Martín Santos; y el tercero para Diego Beneitez Gómoz, de Zamora.