La apuesta estrella de Mañueco por el empleo joven fracasa estrepitosamente

El alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, con un responsable de la EOI el día de la firma del programa Millenials.

El PSOE denuncia que el programa Millenials no cumple ninguno de sus objetivos: no agota sus plazas de formación y tampoco sirve para dar una primera oportunidad laboral a los jóvenes. En total, sólo se han hecho 61 contratos de los 250 que se anunciaron para el primer año.

EL PROGRAMA

 

El programa Millenials de la EOI tiene un presupuesto total cercano a los dos millones de euros de los que el Ayuntamiento de Salamanca aporta 162.000 euros. El resto son cofinanciación europea. La iniciativa consta de una fase teórica y otra práctica remunerada en empresas. En la teórica recibirán formación especializada por parte de expertos de EOI para adquirir los conocimientos que desarrollarán después. En la práctica, desempeñarán durante seis meses la actividad en empresas colaboradoras adheridas al programa con una remuneración de unos 700 euros.

El PSOE le ha sacado los colores a una de las apuestas estrella de Fernández Mañueco en materia de empleo juvenil. Se trata del programa Millenials, que debía dar su primera oportunidad a 500 jóvenes que recibirían formación para después trabajar durante al menos seis meses contratados por una empresa. Pues bien, ninguna de estas premisas se ha cumplido de manera razonable, el programa es "un fracaso" según los socialistas y las cifras finales del programa están muy lejos de lo que vendió el alcalde. No ha alcanzado sus objetivos como informó TRIBUNA hace unas semanas.

 

Fernánez Mañueco calificó de histórico para el futuro de Salamanca la puesta en marcha del programa Millenials, que facilitaría a los jóvenes tener más oportunidades de acceder a un puesto de trabajo y planificar su futuro en Salamanca. Cuando se presentó en julio de 2016, aseguró que el programa facilitaría una primera oportunidad laboral en empresas a 500 jóvenes titulados y de ciclos formativos, repartidos en dos convocatorias de 250 en 2016 y 2017. Sin embargo, y numéricamente, no ha alcanzado sus objetivos.

 

Como ha denunciado el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, las cifras finales están muy lejos de esas. A la primera convocatoria, de 250 plazas de formación, se presentaron sólo 149 solicitudes y al final sólo 91 personas recibieron formación. Así que, en este aspecto, no ha alcanzado ni un tercio del objetivo marcado. Y la segunda convocatoria va a ser similar porque tampoco se logró agotar todas las plazas ofertadas, así que seguirá el mismo camino.

 

Peor todavía ha ido la segunda parte del plan, que son las prácticas remuneradas en empresas de Salamanca. Según los datos del PSOE, de las 156 contrataciones previstas (no 250 como dio a entender el alcalde en su día) se han hecho sólo 60, un tercio; el equipo de Gobierno dio hace poco otra cifra, 77. Eso supone que, además, 31 de los alumnos que terminaron la formación no han sido llamados por ninguna empresa.

 

Esto último ha generado quejas de los jóvenes participantes, que las han trasladado al grupo socialista porque, en algunos casos, están pendientes de que se les llame y han renunciado a otras opciones. Sin embargo, esas llamadas no se producen porque la formación impartida no corresponde con las demandas de las empresas, con lo que también se ha hecho mal esta parte del proceso. Las empresas tienen una ayuda de 5.000 euros por contrato y han sido un total de 52 las empresas que han solicitado estas ayudas. En la segunda convocatoria, ocho empresas han solicitado estas ayudas, y para la tercera han sido seis las empresas solicitantes, según los datos aportados por el Ayuntamiento de Salamanca.

 

Pero es que, además, el Ayuntamiento puede perder una importante cantidad de fondos europeos que están condicionados a que se hagan esas contrataciones que no se están haciendo. El programa recibe una financiación europea de 5.000 euros por contrato, y sólo en la primera convocatoria se han hecho casi cien menos de los previstos. A este ritmo, el fracaso del programa le costará un millón de euros en fondos europeos que no recibirá al no estar haciendo bien las cosas.

Noticias relacionadas