La aportación municipal ayuda a que Cáritas atienda a 900 personas en Salamanca

El alcalde de Salamanca, en un encuentro con Cáritas.

El Ayuntamiento de Salamanca aumenta un 81% durante el presente mandato la aportación para Cáritas.

El Ayuntamiento de Salamanca ha aumentado un 81 por ciento durante el presente mandato, respecto al anterior, la aportación para la labor social de Cáritas, según ha apuntado el alcalde, Carlos García Carbayo, durante su visita a la institución diocesana. Según los datos municipales, aportados tras el encuentro, el Consistorio ha destinado este mandato más de 1,8 millones de euros para apoyar el Centro de Acogida Padre Damián, el Centro de Acogida de Enfermos de Sida, el Espacio Abierto y del Centro Ranquines y un programa de educación de calle en el barrio de El Zurguén, así como para el contrato con la empresa de inserción social La Encina en mantenimiento de jardines y zonas verdes

 

Carlos García Carbayo se ha reunido con la directora de Cáritas Diocesana de Salamanca, Carmen Calzada, dentro de la ronda de contactos iniciada tras tomar posesión del cargo el pasado mes de diciembre. El convenio entre ambas partes se firmó en 2016, con una aportación anual de 150.000 euros, que se incrementó el año pasado hasta los 175.000. Con este dinero se sufragan costes salariales del personal, mantenimiento y actividades del Centro de Acogida Padre Damián, del Centro de Acogida de Enfermos de Sida, Espacio Abierto y del Centro Ranquines.

 

A esta cantidad se suman 18.480 euros para el programa de educación de calle en el barrio Zurguén, según la documentación aportada por el Consistorio salmantino en la información remitida a Europa Press. La aportación del Ayuntamiento de Salamanca contribuyó a que Cáritas atendiese el pasado año a 900 personas. En el Centro de Acogida Padre Damián fueron 390, la mayoría nuevos usuarios; en el Centro de Acogida de Enfermos de Sida se ayudó a 51 personas entre el servicio de acogida, información y acompañamiento hospitalario, intervención comunitaria y actividades lúdicas y de tiempo libre. 22 personas estuvieron residiendo en la Casa Samuel, creado en 1994 para proporcionar una intervención global a las personas infectadas por el virus del VIH y sus familias.

 

Por su parte, Cáritas acogió a 392 personas, la mayoría nuevos usuarios, en el Espacio Abierto, que es un centro que abre todos los días del año, con servicio de duchas y comida, talleres y actividades lúdicas. Finalmente, en Ranquines, un centro de día para personas con problemas de salud mental, solicitaron atención 67 personas, y la organización llevó a cabo una treintena de talleres ocupacionales y terapéuticos.

 

Por otro lado, el Ayuntamiento de Salamanca rubricó en 2013 "un protocolo pionero en Castilla y León" con las entidades de economía social de la ciudad para mantener cerca de un centenar de puestos de trabajo para la prestación de servicios municipales.

 

Entre ellas se encuentra la empresa de inserción 'La Encina', impulsada por Cáritas, para conservar y mantener la jardinería de casi 450.000 metros cuadrados, entre espacios verdes y otras zonas de vegetación. El primer contrato se firmó en 2013 por importe de 219.738 euros anuales, una cantidad ampliada sucesivamente hasta los 355.045 euros actuales, según el Ayuntamiento de Salamanca.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: