La Antigua - CB Tormes suma la sexta derrota seguida, pero parece 'resucitar' en Marín
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

La Antigua - CB Tormes suma la sexta derrota seguida, pero parece 'resucitar' en Marín

Andy Ramírez en el choque de Plasencia (Foto: CB Tormes)

El equipo, muy lastrado por las lesiones, dio la cara todo el choque, aunque una serie de errores finales y 26 tiros libres lanzados menos que su rival, acabaron con sus posibilidades.

 

FICHA DEL PARTIDO
88 MARÍN PEIXE GALEGO (23+17+24+24): De Benito 11, Badmus 23, Gregory 14, Fernández 10, Orellano 7 -cinco inicial- Pereira 0, Pantin 8, Touriño 0, Sevillano 15.
74 LA ANTIGUA CB TORMES (17+16+23+18): Round 8, Sikiras 8, Ehigitor 6, Ramírez 13, Moreno 14 -cinco inicial- Adams 12, Yáñez 4, De la Calle 0, Miska 9.
Árbitros: Palomo y Fernández. Eliminaron por faltas a Miska y Moreno, de La Antigua.
Incidencias: Partido jugado en el pabellón de A Raña, en Marín, Pontevedra.

 

Gran reacción de La Antigua – CB  Tormes, que a pesar de jugar en Pontevedra con solo 9 hombres, tras no poder contar con Rivas, Antúnez y Sureda, lesionados, estuvo en partido prácticamente durante todo el partido.

 

Comenzó sin embargo el choque con un 7-0 en contra el equipo hoy de blanco, ya que Marín penalizaba con contraataques muy rápidos cada error de los charros.

 

Cambiaba Zubillaga a un Sikiras muy errático en estos primeros 3 minutos por Miska, que fue a más con el paso del tiempo en cancha. Sin embargo, la tripleta formada por Víctor Moreno, Jacob Round y Andy Ramírez se mostraba a un gran nivel, poniendo un 8-9 en el luminoso de Marín en el minuto 6 y manteniendo el choque igualado durante todo el primer cuarto (15-15, minuto 7).

 

El partido estaba en un momento muy dinámico, con buenas penetraciones de La Antigua y buenos 1x1 de los salmantinos.

 

Comenzaba el segundo parcial con 23- 17 en el marcador y Ramírez de nuevo haciendo daño, mostrándose siempre físicamente por encima de su par y realizando muy buenos tiros. Con un nuevo triple tras robo de Moreno, los charros volvían a ponerse 23-22 mediado este segundo parcial.

 

El equipo seguía trabajando bien, con Yáñez dando buenos minutos de descanso a Osas, a pesar de que faltaba el acierto de Sikiras, con malas decisiones en esta primera parte del choque.

 

A falta de 2.32 minutos para el descanso, cuatro puntos seguidos de Anrijs Miska ponían de nuevo a los charros por delante en el luminoso gallego (30-31), hecho que no sucedía desde el 8-9 de los primeros instantes.

 

Un pequeño ‘arreón’ (parcial de 10-2) de Marín en los últimos segundos dejaba un 40-33 al descanso, aunque con las espadas en todo lo alto para los 20 minutos finales.

 

Nada más comenzar la segunda parte, el equipo arbitral, muy criticado por los charros todo el partido, señaló la tercera falta a Osas; sin embargo, La Antigua volvía a mostrar una gran intensidad defensiva que les llevaba al 46-44 tras un buen 1x1 de Adams.

 

La lucha sobre el parquet era constante, ninguno de los dos lograba romper el partido con 48-47 en el minuto 6. Sin embargo las faltas volvían a tener protagonismo y una antideportiva señalada a Miska en el minuto 7 ofrecía a Marín una nueva diferencia de 54-47 primero y de 60-49, después, para llegar al final de los 30 primeros minutos 64-53.

 

Diferencia de 35 - 9 en tiros libres

 

El trabajo de los salmantinos seguía siendo impecable, a pesar de la penalización arbitral, que llevaron a Marín a la línea de tiros libres en 35 ocasiones por solo 9 de los tormesinos.

 

El equipo hoy de blanco siguió remando hasta que a falta de dos minutos para el final volvió a ponerse 79-71. Faltó contundencia reboteadora en este tiempo, junto a algún error en la marca de Jordan Gregory, que dejó finalmente la victoria en Pontevedra.

Noticias relacionadas