La Antigua - CB Tormes sigue creciendo, pero le frena un gran Niang
Cyl dots mini

La Antigua - CB Tormes sigue creciendo, pero le frena un gran Niang

Andy Ramírez durante el choque en Zamora (Foto: I. C.)
Ver album

El equipo firmó una gran primera mitad, y solo cedió a falta de dos minutos para el final.

FICHA DEL PARTIDO
86 AQUIMISA QUESO ZAMORANO (23+20+19+24): Niang 18, Mical 15, Libroia 19, Okonkwe 9, Junior 6 -cinco inicial- Somogyi 7, Iza 10, Meikle 0, Arriaga 2.
76 LA ANTIGUA CB TORMES (21+25+13+17): Ramírez 13, Jones 13, Moreno 10, Miska 3, Ehigiator 5 -cinco inicial- Round 5, Adams 10, Sikiras 5, De la Calle 0, Canady 12.
Árbitros: Bravo y Del Val. Eliminaron a Jacob Round.
Incidencias: Partido disputado en el Ángel Nieto ante unos 400 espectadores. 

 

La Antigua – CB Tormes firmó un nuevo paso adelante en la mejora de su juego, sobre todo en la primera mitad, en la que hizo un gran baloncesto, coral e intenso que le hizo irse al descanso tres arriba (43-46).

 

El derbi, con ambos equipos jugándose mucho, estuvo jugado de tú a tú desde el inicio hasta el fin. Sin embargo, los últimos diez minutos de Sangone Niang fueron definitivos, con 12 puntos en el último parcial, que ganaron el partido para Zamora.

 

El partido, al comienzo, se ponía feo con la segunda falta personal de Casey Jones casi al inicio, lo que obligó a Zubillaga a reservarle en buena parte de la primera mitad.

 

Sin embargo, el equipo jugó con criterio en ataque, quizá con algún fallo defensivo de concentración, que no les permitió irse con más renta al descanso.

 

El tercer parcial fue quizá el peor del partido para los charros (19-13) por sensaciones, porque la diferencia llegó justo al final.

 

El último parcial continuó igualado, con canastas que se respondían una y otra vez en los dos campos. Así, con 64-61 a falta de 7.30, empataba Víctor Moreno con un triple (64-64). Después, con una contra ejecutada ‘de libro’ entre Jones y Moreno, se volvía a empatar 66-66 a falta de 6 minutos.

 

Pero con 4 minutos por delante comenzó el recital de Sangone, que puso el 73-70 con una canasta a tabla primero, seguido de una canasta de Robinson tras rebote en ataque (75-71), primera renta que comenzaba a darle alas a los zamoranos.

 

Al final, máxima renta para los locales –los 10 puntos del marcador final-, que cerraron el choque tras la exhibición anotadora de Niang y la sensación de que el choque se quedó en Zamora por detalles.