La Antigua cae en Gijón por un horrible inicio, pero salva el average

El equipo charro remontó en la parte final del choque hasta ponerse a 6 pero no pudo rematar el buen trabajo hecho en la segunda mitad del choque.

Un horrible segundo parcial de La Antigua – CB Tormes condenó al equipo salmantino, que no pudo con el colista de la conferencia Oeste de la LEB Plata.

 

El equipo charro partía con la baja ya definitiva de Viktors Iljins y la de Pedro de la Calle, lesionado el pasado viernes y que no ha llegado a tiempo al choque de Gijón, por otro lado, Zubillaga pudo contar con Lucas Antúnez tras la lesión de rodilla que le ha tenido cai un mes (desde el 14 de noviembre) en el ‘dique seco’.

 

Salió el equipo con Rivas al 4, como compañero de Osas en el interior y fue precisamente el sevillano el que desde el principio estuvo muy acertado.

 

A pesar de que ambos comenzaron fallones en ataque, el primer ‘tirón’ de los locales se produjo con el 14-6, que obligó a Jandro Zubillaga a pedir su primer tiempo muerto.

 

No encontraba acierto La Antigua desde 6.75 y hubo que esperar hasta el minuto 9 de este primer parcial para anotar el primer triple, que salió de las manos de Rivas para poner el 19-11 en el precioso Palacio de los Deportes de Gijón.

 

Acababa el cuarto con 19-16, un buen resultado de los charros para lo visto en la cancha.

 

Sin embargo, en estos siguientes 10 minutos llegaron los peores momentos de La Antigua, a quien se le apagó la luz después de ponerse 25-21 en el minuto 3.

 

Las pérdidas comenzaron a ser constantes, se bajó el nivel defensivo y Yengue les hizo un agujero a los charros en ataque.

 

Así, no era suficiente que Osas Ehigitor estuviera bastante inspirado en ataque, con muy buenos movimientos en el poste bajo, ya que se llegaba al descanso con el equipo ‘grogui’ y un 42-26 en el marcador.

 

En los dos cuartos siguientes, Salamanca mostró otra cara, primero con Osas bien en la pintura, y Víctor Moreno por fuera. Tras un triple del de Alcorcón, La Antigua se acercaba 54-43, con 8’ por delante en este parcial.

 

La nueva actitud defensiva se contagiaba en todas las facetas del juego y con siete minutos y medio por delante, se rompió la barrera psicológica de los 10 puntos, con un 62-53.

 

La ‘machada’ seguía adelante y Jacob Round con dos triples casi seguidos, ajustaba el luminoso a 64-58. Con esos 6 puntos de diferencia se llegó también a falta de cinco minutos para el final (66-60) con un canastón a aro pasado de Osas.

 

Pero en estos minutos, tras el esfuerzo de remontar, cualquier canasta de Círculo Gijón caía como una losa sobre los charros, que al menos salvaron el basket average particular con los asturianos, ya que en Salamanca ganaron 80-64.

Noticias relacionadas