LA ALBERCA. La rifa del marrano “solidario” de San Antón será para los haitianos

23 de febrero. La fiesta popular reunirá al cocinero José Andrés, al miembro de la RAE Rafael Anson y a los mejores chefs de EEUU.
Angélica Corral

Tres mil euros, un euro por la venta de papeletas de la rifa del marrano de San Antón, irán este año a las víctimas del terremoto de Haití y convertirán en un cerdo “solidario” al animalito que se sortea el próximo sábado en La Alberca con más parafernalia de la habitual. El cocinero José Andrés presidirá la rifa, el miembro de la Real Academia Española Rafael Ansón será testigo, y los mejores chefs de EEUU arroparán el evento y conocerán de primera mano cómo se elaboran los productos del cerdo ibérico en el único matadero que hasta ahora está homologado para exportar a EEUU, el de Fermín. La fiesta y la repercusión turística están aseguradas gracias al “celo por mantener las tradiciones” que, en palabras de la diputada de Turismo Francisca Martín, tiene el Ayuntamiento albercano. A la cita acudirán también representantes de la Oficina Española de Turismo Exterior.

Y como en La Alberca, “siempre estamos predispuestos a eventos relacionados con la cultura, el turismo y el patrimonio”, dice el alcalde Santiago Martín, han decidido impulsar una tradición que, aunque perdida en el olvido durante 25 años, nació en el siglo XV en esta localidad del corazón de la Sierra de Francia y que de ahí fue extendiéndose por toda la geografía española. Mogarraz, donde el cochino Antón I se sorteó el domingo pasado, es un ejemplo de los municipios que han adoptado con éxito una fiesta con visos de que permanezca en el futuro.

Subasta de cestas
Cuando los musulmanes y los judíos se refugiaban en los núcleos de esta sierra escapando de la Inquisición, la costumbre era cebar al cerdo y entregar el dinero o el propio animal a la Iglesia. Ahora el marrano se lo queda el que gana la rifa y puede hacer con él lo que quiera. “Vale de animal de compañía –apunta divertido el alcalde– o para hacer la matanza”.

Al dinero recaudado de la venta de papeletas para la rifa –ya quedan muy pocas de las 3.000 que se han puesto a la venta– se suma el que obtendrá la Asociación de Mujeres, representante del movimiento social en el pueblo, que ese mismo día también rifarán unas cestas.

Todo listo pues, y La Alberca entera volcada con esta fiesta popular en la que si se mantienen las cifras de 2009 participarán al menos un millar de personas. “Fábricas, tiendas, comercios, turroneros y vecinos en general colaboran para mantener el progreso de la Sierra de Francia”, apunta el concejal de Cultura, Jesús Pascual, y para difundir al mundo la herencia cultural, gastronómica y arquitectónica de esta “niña bonita”.

No en vano, la cita coincide con el setenta aniversario de la declaración de La Alberca como Monumento Nacional de España.

INVITADO DE LUJO
José Andrés, embajador del jamón en la tierra de Obama.
“Medio albercano”, dice Pascual, y “embajador de la cocina española en EEUU”, ha enseñado a los estadounidenses a disfrutar de nuestra gastronomía y a deleitarse con el jamón ibérico. Él ha sido el primero que ha servido jamón ibérico en tierras de Obama. Pero como no sólo de jamón vive el hombre, también habrá el sábado degustaciones de platos típicos vinculados con el porcino. Un deleite para los paladares como hígado encebollado o riñones al vino.