La alarma de la línea de cajas evita un nuevo robo en el hipermercado de Agustinos Recoletos

Una mujer fue detectada mientras intentaba sustraer ropa y perfumes escondidos entre su propia vestimenta.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron este pasado jueves en el hipermercado de la Avenida de Agustinos Recoletos, a una mujer de 35 años, a la que le constan cinco detenciones anteriores, como presunta autora de un delito de hurto, por la sustracción de distintos efectos que camuflaba entre sus ropas.

 

Los agentes acudieron requeridos por los empleados del hipermercados después de que la alarma saltara al paso de la mujer por la línea de cajas.

 

Los agentes constataron que portaba entre sus ropas frascos de perfume y un vestido que no había abonado, procediendo a su detención y a la intervención de los efectos sustraídos, que han sido entregados en depósito al establecimiento, para lo que determine el Juzgado de Instrucción de guardia.