La Alamedilla, el pueblo salmantino donde sus vecinos hablan un dialecto portugués

La Alamedilla

La Universidad de Alcalá de Henares lleva a cabo un proyecto de investigación para documentar las particularidades lingüísticas de la frontera entre España y Portugal

La Universidad de Alcalá de Henares (UAH) ha llevado a cabo un proyecto de documentación lingüística exhaustiva de la franja fronteriza entre España y Portugal con el objetivo de estudiar las "particularidades" lingüísticas de este territorio con el fin de preservar la información sobre el modo de vida de estas comunidades. Según ha informado la UAH en un comunicado, el proyecto ha sido dirigido por el investigador de la universidad Xosé Alfonso Álvarez, que ha analizado 64 puntos de frontera de uno y otro lado.

 

El proyecto se denomina 'Frontera hispano-portuguesa: documentación lingüística y bibliográfica (Frontespo)' y cuenta con la colaboración de investigadores de universidades como Lisboa, Extremadura y Complutense, así como del Centro Interdisciplinar de Documentaçao Lingüística e Social en Portugal.

 

En el estudio se refleja que tanto en el lado de España como en el de Portugal muchos rasgos genuinos son visibles todavía en forma de designaciones léxicas, arcaísmos, toponimia o modos de hablar peculiares, como por ejemplo "trascuñar que significa quedarse traspuesto, medio dormido o talejar es comer, masticar y a trastesón es de vez en cuando".

 

El objetivo del proyecto es llevar a cabo una documentación lingüística exhaustiva de la franja fronteriza entre España y Portugal, y a pesar de la frontera, las localidades de uno y otro lado están en estrecha relación (comercio, contrabando, matrimonios mixtos, temporeros...), lo que trae como consecuencia un "fuerte contacto social y cultural que también se refleja en la lengua".

 

Además, la 'globalización' todavía no ha eliminado ciertas particularidades lingüísticas como la pervivencia de diferentes dialectos del portugués en territorio español, en poblaciones como La Alamedilla (Salamanca), en Herrera de Alcántara (Cáceres) o en diversas aldeas de la ribera del Guadiana (Huelva). En todas ellas en una situación muy precaria, al borde de la desaparición. Mayor vitalidad tiene la 'fala', variedad gallego-portuguesa hablada en los municipios cacereños de San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno.

 

 

La localidad de La Alamedilla ya acogió hace siete años la Campaña Aquarius para intentar repoblar los pueblos.

Comentarios

Hola 06/02/2019 16:38 #1
Fantástico estudio. Habría que animar a que nuestra universidad se involucrar a en estos temas locales y participará y propusiera. La zona sur de la provincia tiene hablantes de leonés y eso también merece un fuerte estudio

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: