La Agroalimentaria contará con un 20% más de expositores que en 09

Presupuesto. Con el título ‘Los colores y sabores de nuestra tierra’, tendrá un coste de 16.800 euros, que corren a cargo de la Junta y Caja Duero. Puestos. 17 de artesanía, 17 de alimentación y cinco institucionales
Cecilia Hernández

La IV Feria Agroalimentaria de Macotera, Los colores y sabores de nuestra tierra, fue presentada ayer oficialmente en las instalaciones del Centro Cultural Santa Ana de la localidad.

La alcaldesa, Isabel Jiménez, compareció ante los medios de comunicación, acompañada del concejal Antonio Gómez Bueno, para detallar las características de esta feria, que ya está consolidada y es una cita clave en cada primer fin de semana del mes de mayo en la provincia.

Jiménez quiso destacar que en un año de crisis las empresas participantes han aumentado su número: de 52 en 2009, a 66 que serán los expositores con los que se cuente en este año, entre las que se encontrarán 17 de artesanía, otras 17 de alimentación y cinco puestos institucionales: del propio Ayuntamiento macoterano, la Mancomunidad de Margañán, la Diputación provincial, Organismo Autónomo de Empleo y Desarrollo Rural y Territorio Nordeste de Salamanca.

El presupuesto final de esta feria está cifrado en 16.800 euros, y, la alcaldesa quiso remarcar que su realización es posible gracias al esfuerzo de instituciones como la Junta de Castilla y León –Macotera forma parte de su calendario de ferias–, la Diputación provincial y la entidad financiera Caja Duero.

La novedad principal de la edición de este año es el cambio que se ha producido en el horario. En vez de abrir ininterrumpidamente desde las 12.00 hasta las 20.00 horas, la feria dará comienzo a las 11.00 horas y concluirá a las 21.00, pero entre las 15.00 y las 17.00 horas permanecerá cerrada.

Según explicó Jiménez, se quiere así dar la posibilidad a los expositores de descansar y visitar Macotera y algunas instalaciones como el Museo Etnográfico-Medioambiental de las Llanuras y Campiñas de Salamanca. Además, las dos horas de cierre se aprovecharán para realizar trabajos de limpieza dentro del pabellón deportivo municipal, lugar de celebración de la feria con el objetivo de que siempre esté lo más agradable posible para los visitantes y los participantes.

Con respecto a la procedencia de las empresas asistentes, los responsables de la organización se mostraron muy satisfechos puesto que llegarán comerciantes de toda Salamanca, de la zona limítrofe de Ávila y de otros puntos de Castilla y León, como Valladolid o León.
“A los empresarios les interesan este tipo de ferias, más aún en momentos de problemas económicos, porque es una buena forma de promocionarse y vender sus productos”, comentó la alcaldesa Isabel Jiménez. “Además año a año contamos con la fidelidad de las empresas que participan en esta feria y que, cuando asisten a otras, nos publicitan”, afirmó.