"La agricultura y la ganadería generan empleo, riqueza y alimentos; no se puede prescindir de ellas"

González denuncia el 'café para todos' en la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC)

No tiene pelos en la lengua y dice lo que piensa en cada momento. Por eso, afirma sin tapujos que ningún gobierno puede prescindir de la agricultura y ganadería “porque se trata de dos sectores generadores de riqueza, empleo y alimentos, y por tanto, básicos para cualquier economía” por lo que reclama el apoyo que le corresponde, señala Guillermo González, secretario provincial de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). Denuncia una y otra vez el ‘café para todos’ en la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) que se avecina, al tiempo que critica “la inoperancia que en ocasiones viene desde Europa porque no puede hacer lo que está haciendo”. Además, apunta hacia uno de los males mayores del campo, como es el bajo precio de la materia prima en origen señalando que lo que no se puede hacer “es subdesarrollar a algunos países para que se desarrollen otros, hay que buscar nuevas fórmulas” creando una Ley de Márgenes comerciales que regule “el valor de la materia prima y lo que cuesta en el origen” y afirma no creer en la globalización. ¿Año reivindicativo? Para González, uno de los aspectos más importantes es reforzar la unión sindical con COAG para seguir adelante con la ‘Alianza por la Unidad del Campo’ “porque tenemos muchos intereses comunes y debe seguir siendo así”. Aboga por el agricultor activo por encima de todo porque son “los que sacan adelante al sector y viven de él”, al tiempo que reconoce que le darán un tiempo prudencial al nuevo Gobierno antes de reclamar o incluso salir a la calle. Pero al actual ministro, Arias Cañete, tiempo es lo que “menos le hace falta porque ya ejerció en esta cartera en el pasado por lo que conoce cómo van las cosas y hay que exigirle quizá más, pero se merece un margen de confianza al menos, aunque debe gestionar mejor algunas crisis, no como en el pasado”. Por último, Guillermo González critica la actuación de la Lonja Provincial y demanda más representatividad para UPA en unas “mesas de precios formadas por gente puesta a dedo por la Diputación en un acto caciquil”. Pero sin duda, si algo desea por encima de todas las cosas es que el agricultor y el ganaderos “los de verdad, puedan vivir de esta profesión, del campo”, concluye.