La AECC alerta: No hay que bajar la guardia frente al cáncer de mama

La Plaza Mayor de Salamanca se teñirá de rosa el próximo 19 de octubre.

Este tipo de cáncer es el de mayor incidencia en las mujeres, con más de 22.000 nuevos casos al año en España.

Con motivo del Día Contra el Cáncer de Mama que tendrá lugar el próximo 19 de octubre, pacientes que han pasado este tipo de tumor, familiares, profesionales de la aecc y representantes de la sociedad civil, se han dado cita en la sede de la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) para mostrar una mirada diferente acerca de la enfermedad, desde la óptica del paciente, sus necesidades y el largo camino que aún queda por recorrer.

 

En un diálogo abierto, como es el espacio Diálogos aecc, se ha debatido alrededor de un eje principal: ¿Qué falta por conseguir en cáncer de mama?

 

Sobre esta idea dos mujeres supervivientes en cáncer de mama, una psicóloga, una trabajadora social y una responsable de la empresa Solán de Cabrás, colaboradora de la aecc en un proyecto de atención psicológica a pacientes con cáncer, han intercambiado información y opinión sobre lo que queda por hacer en este tipo de tumor.

 

Celeste López, periodista especializada en salud, fue la encarga da de moderar un debate en el que también se puso de manifiesto que muchas mujeres con cáncer les cuesta pasar del rol de “cuidadoras” a “cuidadas” porque piensan que pueden con todo.

 

La importancia del apoyo al paciente y el miedo a la recaída

Según datos de la aecc, la familia y los amigos son el principal apoyo para los pacientes con cáncer y el principal temor, la recaída. A grandes rasgos estos podrían ser los dos puntos más importantes de las personas que sobreviven a la enfermedad. En las mujeres con cáncer se da, además, un situación específica, y es que aquellas que desarrollan un rol de cuidadoras tienen más complicado solicitar ayuda.Patrizia Bressanello, psicooncóloga de la aecc y responsable del servicio gratuito Infocáncer, puso de manifiesto que ante esta realidad de algunas pacientes de cáncer “en la aecc les podemos ofrecer pautas para que aprendan a aceptar su rol de “cuidadas” y para que aprendan a pedir ayuda”.

 

Otro de los temas que se han tratado en esta jornada ha sido el miedo a la recaída. Este es, con mucho, el mayor de los temores de las personas que han logrado superar la enfermedad y, en este sentido, una atención psicológica profesional y el apoyo de pacientes y familiares es fundamental.

 

Pilar García, una de las pacientes que aportó su experiencia personal en este encuentro, señaló que “hay mujeres que no tienen el apoyo familiar y no saben qué hacer. Por eso es tan importante el soporte de la familia”, subrayó. En este sentido, Santiago Alegre, marido de esta paciente, aseguró que “nosotros, los familiares, también tenemos bajones pero siempre intentamos estar positivos de cara a ellas”.

 

Este encuentro sirvió para poner el énfasis en la necesidad de fortalecer el trabajo a nivel individual con las pacientes que padecen cáncer de mama para que sepan detectar sus necesidades y pedir ayuda, sobre todo en el aspecto más social del cáncer y las necesidades de después de la enfermedad.

 

Por su parte, Begoña de Ceballos, trabajadora social de la aecc, añadió que “el tema económico es una nueva situación añadida de estrés al diagnóstico de la enfermedad y por eso las ayudas de urgencia de la aecc tienen como objetivo paliar esa situación”.

 

En este sentido, en la lucha por seguir haciendo frente a esta enfermedad, la aecc hizo de nuevo un llamamiento a la implicación de toda la sociedad, con las empresas a la cabeza, para que amplíen su colaboración al ámbito laboral.

 

Mónica Bornes, responsable de la empresa Solán de Cabrás, una de las compañías que colabora con la aecc en acciones solidarias afirmó que “fomentar la salud y el ejercicio físico es desde hace años uno de los pilares de la RSC de nuestra compañía. Como compañía y como marca nos sentimos legitimados para hacer llegar un mensaje positivo y de compromiso que implique a la sociedad y a la vez apoyar uno de los programas que consideramos clave en el apoyo de esta enfermedad: la atención psicológica “.

 

Pero además, la periodista Celeste López apuntó también hacia el papel de los medios respecto a la enfermedad, donde “la prensa debemos de seguir trabajando por informar y apuntalar esa capacidad de influencia en los otros grandes medios de comunicación de masas”.

 

¡Refleja tu apoyo, súmate al rosa!

Para concienciar a la sociedad de que no hay que bajar la guardia, la aecc ha lanzado la campaña “Refleja tu apoyo, súmate al rosa!” poniendo a la venta unas gafas rosas como guiño a la importancia de seguir luchando contra la enfermedad.

 

Desde el 1 de octubre, las gafas se podrán adquirir en las Juntas Provinciales de la aecc además de en sus 2.000 Juntas Locales y a través de su página web www.aecc.es El dinero recaudado en la venta de las gafas, a un precio de 5€ la unidad, irá destinado directamente a programas de la aecc.

 

Asimismo, desde las diferentes Juntas de la aecc se van a llevar a cabo actividades muy variadas con motivo de El Día Contra el Cáncer de Mama.

 

Investigación de la aecc en cáncer de mama

La investigación es fundamental, no solo en el cáncer de mama. A medida que vamos conociendo mejor los factores pronósticos de la enfermedad, podemos ir identificando el riesgo particular de cada caso de cáncer de mama, lo que permite seleccionar el tratamiento más adecuado para cada situación.

 

Actualmente, la aecc tiene destinados desde el año 2009 casi 28 millones de euros en 151 proyectos de investigación oncológica de calidad, de los cuales más de 2 millones de euros pertenecen a 7 proyectos enfocados al cáncer de mama. A día de hoy, la aecc es la entidad social y privada que más fondos destina a investigar la enfermedad.

 

Los proyectos de investigación que financia la aecc son adjudicados mediante concurso público, bajo unas estrictas normal de calidad y con el objetivo de aplicabilidad al paciente.

 

Situación del cáncer de mama en España

•    El cáncer de mama representa el tipo de cáncer más frecuente en la mujer, con una incidencia anual de más de 22.000 casos en España (IARC 2008), el 28,5% de todos los tumores femeninos.

 

•    La mayoría de los casos se diagnostican en edades comprendidas entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65.

 

•    Las tasas de incidencia están aumentando lentamente en España y en el mundo, probablemente debido al envejecimiento de la población y al diagnóstico cada vez más temprano.

 

•    Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres presentará esta enfermedad a lo largo de su vida.

 

La supervivencia por cáncer de mama ha mejorado notablemente en los últimos 15 años (anualmente se incrementa la supervivencia por este tumor un 1,4%). La supervivencia global a los 5 años del diagnóstico de este tumor es del 82,8% en nuestro país (Eurocare-4), por encima de la media europea y similar a los países con las mejores cifras de supervivencia.

 

El diagnóstico precoz es la mejor herramienta para luchar contra esta enfermedad. A través de los programas de cribado con mamografías, se pueden diagnosticar los tumores de mama en estadios iniciales en los que hay muchísimas posibilidades de curación.

 

•    Generalmente se recomienda realizar mamografías periódicas a partir de los 45-50 años.

 

Cada mujer puede reducir su riesgo de forma individual con pequeños cambios en su estilo de vida, como prevenir la obesidad con una dieta adecuada y con ejercicio diario, lo que cobra mayor importancia tras la menopausia.

 

•    Las mujeres con antecedentes de cáncer de mama en la familia, o que no hayan tenido hijos o los hayan tenido tarde, o con menarquia precoz o menopausia tardía, parecen tener mayor riesgo. No obstante, muchas mujeres que han tenido un cáncer de mama no presentaban ningún factor de riesgo conocido. Poseer un riesgo mayor para el cáncer de mama no implica la certeza de que se vaya a padecer la enfermedad, sólo indica cierta predisposición.