La actividad 'Al aire libro' se extenderá a agosto con más de 400 participantes en total
Cyl dots mini

La actividad 'Al aire libro' se extenderá a agosto con más de 400 participantes en total

Un pequeño disfruta de una de las actividades de 'Al Aire libro' (Foto: Arai Santana)
Ver album

Cuentacuentos, talleres y actividades de animación a la lectura con normativa adaptada a la situación actual.

La actividad “Al aire libro” organizada por el Ayuntamiento de Salamanca, que se celebra por quinto año consecutivo en la biblioteca del Campo de San Francisco y que tiene como principal objetivo fomentar el gusto por la lectura entre los más pequeños, ha cubierto todas sus plazas. 

 

El alcalde García Carbayo, que hoy la ha visitado, ha destacado que “desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto, de lunes a viernes y en horario de 11’30 a 13’30 horas, este lugar se va a convertir en un punto de encuentro en torno a los libros y la lectura”.

 

El proyecto de dinamización que se está llevando a cabo en esta biblioteca al aire libre consiste en cuentacuentos, talleres y actividades de animación a la lectura con normativa adaptada a la situación actual. El espacio está acotado con vallas para poder controlar los accesos, la participación se realiza mediante inscripción previa y hay establecido un control de la distancia de seguridad a través de puntos de cuento determinados con alfombras de PVC situadas en el suelo.

 

Por primera vez desde que se puso en marcha este programa se ha ampliado su apertura al mes de agosto para dar respuesta a la demanda existente. La participación se ha regulado mediante inscripciones previas y cada inscripción permitía la participación de una unidad familiar, compuesta por un adulto y un máximo de dos niños, durante toda una semana. Y se permite un máximo de 20 unidades familiares cada semana. Todas las plazas ofertadas están cubiertas hasta el 31 de agosto

 

Es obligatorio el uso de mascarillas para adultos y niños mayores de 6 años en el recinto acotado para el desarrollo de la actividad; se mantiene la distancia de seguridad entre unidades familiares distintas; y se facilita el lavado frecuente de manos con hidrogel. Además los libros que se utilicen pasarán una cuarentena de 72 horas.