La Acrópolis protagoniza la nueva exposición temporal del Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao

Exposición Acrópolis
El Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao, dependiente de la Diputación Foral de Vizcaya y del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Bilbao, ha abierto la exposición temporal 'Akrópolis. Mito biziak', que realiza un recorrido por la Acrópolis como símbolo religioso y mítico, a través de las esculturas pertenecientes a los fondos del museo.
BILBAO, 24 (EUROPA PRESS)

El Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao, dependiente de la Diputación Foral de Vizcaya y del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Bilbao, ha abierto la exposición temporal 'Akrópolis. Mito biziak', que realiza un recorrido por la Acrópolis como símbolo religioso y mítico, a través de las esculturas pertenecientes a los fondos del museo.

La muestra, inaugurada este miércoles, podrá visitarse hasta el 7 de abril de 2013. El friso de las Panateneas, las metopas y parte de las figuras de los frontones del Partenón, la Diana de Gabies, la cabeza de Zeus/Poseidon o la Cariátide del Erecteion son algunas de las obras que se mostrarán.

La Acrópolis fue el escenario religioso de la antigua Atenas. A lo largo del recorrido, los visitantes tendrán ocasión de conocer el momento de mayor esplendor ateniense, cuando en el siglo V a.C. Pericles desarrolló un programa constructivo que pobló la roca de templos y monumentos en honor a Atenea.

Frecuentemente se relaciona la Acrópolis de Atenas casi exclusivamente con la figura de la diosa Atenea y el Partenón, pero la roca que dominaba la ciudad era el centro religioso de la misma y reunía santuarios diversos. El principal fue el que antiguamente se conoció como el Templo Antiguo de Atenea Polias, reinterpretado después en el Erecteion. En la terraza situada entre ambos edificios se ubicaba el altar de Atenea, en el que terminaba la más importante de las celebraciones en su honor, el Festival de las Panateneas.

Coincidiendo con la inauguración de la exposición temporal, el Museo de Reproducciones ha lanzado un microsite que se estructura en tres secciones: los edificios, los protagonistas y los mitos.

Esta pequeña web dedicada por completo a la muestra reúne en el apartado de los edificios descripciones de los Propileos, la Calcoteca y el templo de Atenea Niké, el Brauroneion, el Partenón y el Erecteion. En la sección dedicada a los protagonistas se ofrece información sobre Calícrates, Cimón, Fidias, Ictino, Mnesicles y Pericles. Dentro del área de los mitos, la microsite narra el nacimiento de Atenea, la disputa por el Ática, el nacimiento de Erictonio, el ascenso de Teseo, la Amazonomaquia, la Centauromaquia, la Gigantomaquia, la Iliupersis y el nacimiento de Pandora.

LAS PANATENEAS

La primera sección de la exposición se dedica a Las Panateneas y en la misma se podrá observar el friso jónico que decoraba el interior del Partenón. El festival de las Panateneas fue la celebración religiosa más importante de la antigua Atenas.

En el friso se observa como una procesión de hombres y mujeres atenienses avanza desde el oeste, por los lados norte y sur del templo, hasta encontrarse en el este, donde se puede ver la escena central del ritual. En el friso se representa, de forma simbólica, a los principales grupos sociales que conformaban la Atenas del momento, a la vez que se hace referencia al ordenamiento político de la ciudad.

Algunas teorías apuntan a que el número de guerreros representados se corresponde con el de los atenienses caídos en la célebre batalla de Maratón, han indicado desde el museo.

UN MENSAJE DE VICTORIA

La segunda sección de la exposición se centra en las metopas del Partenón. La Acrópolis en general y el Partenón en particular proclamaban al mundo entero la victoria de los atenienses frente a los persas en 480 a.C. De los cuatro ciclos bélicos que decoraban el Partenón, el mejor conservado es el del lado sur en el que se representa la Centauromaquia.

Para los antiguos griegos esta lucha simbolizaba la victoria de la civilización, de Atenas, frente a la irrupción del caso, de las fuerzas devastadoras de lo incivilizado, identificadas con los persas. En el lado sur, este segundo concepto se personifica en los centauros, unos seres míticos mitad hombre y mitad caballo. En la exposición se pueden ver las metopas IV, XXVII y XXXI.

La tercera sección muestra a Atenea, divinidad femenina protectora de Atenas. Su presencia se dejaba sentir en todos y cada uno de los rincones de la ciudad y, especialmente, en la Acrópolis. En su honor, Pericles hizo construir el Partenón. Además de ser el templo más ornamentado de la antigua Grecia, se decoró con motivos estrechamente relacionados con la divinidad residente, algo poco frecuente en los templos griegos, según han precisado los responsables del Museo.