La acidez de estómago puede producir cáncer de esófago: el hospital se estrena con una técnica para evitarlo

Alrededor de 8.000 salmantinos padecen este síntoma y tan solo 1.500 han sido diagnosticados de Esófago de Barret, una desconocida enfermedad que puede producir cáncer. 

Cerca del 3% de la población española sufre Esófago de Barrett, una enfermedad muy poco conocida que no debemos dejar en el olvido por la repercusión negativa que podría llegar a tener.  Tras una comida copiosa o por consumir algún alimento en concreto puede aparecer una sensación de ardor, acidez, reflujo y malestar en la boca del estómago a la que se le añada el ascenso de la comida o del contenido gástrico. Aunque esto es normal, si ocurre con frecuencia debemos alertarnos.

 

Ante las primeras molestias no se debe esperar a acudir al médico. La razón está en que, como advierte el presidente de la Asociación Nacional de Enfermos del Esófago de Barret (ASENBAR), ubicada en la capital charra, Juan Carlos Hernández, es fundamental que "se diagnostique a tiempo. Pues, en caso de no buscar ayuda médica las probabilidades de que derive en un cáncer son mayores". 

 

En Salamanca hay en torno a 8.000 personas que sufren estos síntomas relacionados, pero "solo hay unos 1.500 salmantinos diagnosticados de la enfermedad, entonces, hay otros 6.000 que no saben que la padecen y que podrían estar en riesgo de sufrir un cáncer".

 

Desde el pasado miércoles 8 de julio, el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca cuenta con los medios y profesionales que se encargarán de detectar esta enfermedad a través de una prueba tan simple como una endoscopia, "con ablación por radiofrecuencia se puede curar por completo". Hernández reconoce que "hasta hace poco nos teníamos que desplazar al hospital Río Hortega de Valladolid o Burgos para tratarnos"

 

Cuando los síntomas se vuelven crónicos y los tenemos varias veces al día o a lo largo de varias semanas "debemos acudir a nuestro médico de Atención Primaria para que nos derive al especialista". 'Si se coge a tiempo', "es tan solo un pequeño bulto a causa del ácido que sale en el esófago que se puede quemar y con la que se puede convivir". Bastaría con un seguimiento cada año y tratamiento con Omeprazol. 

 

Gracias a esta nueva 'consulta' en el hospital, "se reducirán las listas de espera en el resto de la Comunidad, ya que pacientes de Ávila y Zamora también serán atendidos aquí y se aliviarán las consultas de Valladolid y Burgos. En estas dos semanas de arranque, el hospital ya ha atendido a dos salmantinos. 

 

¿Qué es el esófago de Barret?

El esófago de Barret se diagnostica cuando un paciente sufre reflujo, ardor y acidez de estómago habitualmente, como indica la Asociación de enfermos de esófago de Barret (ASENBAR). De manera aislada el reflujo no es un problema. Sin embargo, esto es diferente si aparece más de dos días a la semana.

 

Algunos indicios que alertan sobre el esófago de Barret puede ser despertarse por la noche por las molestias o la irritación de las cuerdas vocales. Tras las pruebas pertinentes, el médico puede descubrir que hay una esofagitis debido al daño que ese reflujo habitual ha provocado en las paredes del esófago.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: