La A-6 se suma a las autovías desastre de los salmantinos: baches, badenes y señales de peligro para ir a Madrid
Cyl dots mini

La A-6 se suma a las autovías desastre de los salmantinos: baches, badenes y señales de peligro para ir a Madrid

Tramo de la autovía A-6 en Ávila, paso obligado hacia Madrid desde Salamanca.

A-62, A-66 y A-6 se encuentran en mal estado y, aunque en las dos primeras ya hay obras, han castigado durante años a los salmantinos con un estado peligroso del firme.

El estado de las autovías españolas roza el suspenso y acumula, según los constructores, un déficit de conservación de 7.500 millones de euros. Así que las grietas, baches y señalizaciones deficientes son habituales, pero a Salamanca le ha tocado una de las peores partes. Y es que además de la situación de la A-62 hacia Valladolid o la A-66 en dirección Guijuelo hay que sumar ahora el estado de la A-6 que muchos salmantinos usan para viajara a Madrid por Ávila.

 

La denuncia llega ahora de la diputada del PP por Ávila, Alicia García, que ha registrado en el Congreso varias preguntas sobre el estado de la autovía A6 a su paso por la provincia abulense, que sufre males similares a los de las otras autovías prioritarias de los salmantinos. De hecho, la diputada denuncia que Fomento "pone señales de peligro en la A6 a su paso por Ávila en lugar de arreglar el firme".

 

Para García es "escandaloso" que el Gobierno "en lugar de licitar las obras de mantenimiento y reposición de firme en la autovía, haya preferido poner señales que advierten de pavimento irregular a lo largo de 10 kilómetros llenos de socavones y baches que ponen en riesgo a las personas que viajan".

 

A-62, A-66 y A-6

Dichas señales se encuentran instaladas entre los kilómetros 122 y 112 de la A6 en dirección a Madrid, e indican pavimento irregular, en mal estado y badén en la vía, por lo que se han colocado otras señales de advertencia de limitación de velocidad a 100 kilómetros por hora, como ya ocurrió en el pasado en la A-62 que también ha tenido señales de peligro por gravilla que se desprendía del descarnado asfalto.

 

De este modo, el trayecto por la A-6, a su paso por Ávila, se convierte en una más de las autovías desastre que sufren los conductores salmantinos, en este caso, para ir a Madrid, uno de los trayectos más habituales desde la provincia. Se suma a lo que ocurre desde hace años con la autovía A-62 en dirección a Valladolid, que está ya en obras, pero que se ha pasado años con asfalto muy gastado, señales de límite 100 o de gravilla. Ahora está en reparación, lo que obliga a un trayecto de 40 kilómetros por la antigua nacional en el viaje de vuelta a Salamanca.

 

En el caso de la A-66, el tramo entre Guijuelo y Sorihuela lleva años esperando una rehabilitación que arranca el próximo lunes, 7 de junio. Se va a proceder a un arreglo total en dos fases que obligarán a cortar carriles de circulación y habilitar desvíos.

Noticias relacionadas