Kim 'MVP' Mestdagh catapulta a Würzburg a la victoria y Avenida se mete en la semifinal

Perfumerías Avenida está en la semifinal de la Eurocup en la que se medirá con Galatasaray por un puesto en la finalísima. Todo después de ganar a Nadezdha (91-72) sufriendo el primer tiempo y catapultado por Robinson primero y 'MVP' Mestdagh después .

 

FICHA DEL PARTIDO

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (24+13+23+31): Angel Robinson (10), Adaora Elonu (8), Silvia Domínguez (12), Erika De Souza (7), Krisi Givens (11) -cinco inicial-, María Asurmendi (5), Laura Nicholls (4), Kim Mestdagh (24), Laura Gil (8) y Dandra Moss (2).

 

NADEZHDA (26+20+11+15): Sandra Ygueravide (14), Alexandria Bentley (16) Emma Cannon (14), Brionna Jones (15), Viktoriia Medvedeva (9) -cinco inicial-, Yana Degtyarskaya (0), Ekaterina Fedorenkova (0), Kseniaa Tikhonenko (4).

 

ÁRBITROS: Nicolaos Somos (GRE), Sonia Teixeira (POR) y Zdenko Tomasovic (SVK). 

 

INCIDENCIAS: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Eurocup Femenina disputado en el pabellón de Würzburg. Antes de comenzar el choque La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha rendido homenaje al Club Baloncesto Perfumerías Avenida por su labor en defensa de la igualdad en el deporte a través de la excelencia, el trabajo y el talento del baloncesto femenino nacional e internacional.

 

El duelo comenzó con retraso después de que durante el calentamiento se estropeara uno de los relojes de posesión. Inicialmente parecía que se iba a jugar sin ese segundero pero se pudo solucionar aunque eso conllevó un retraso y ahora habrá que ver si también sanción por parte de la FIBA. 

Era un partido esperado y todavía se hizo de rogar más de la cuenta. Con veinte minutos de retraso comenzó el duelo entre Perfumerías Avenida y Nadezhda porque por mucho que todo se prepare al milímetro en los planteles para citas así, si algo no está en su mano es controlar condicionantes externos como la tecnología y el marcador de posesión decidió tomarse unos minutos, veinte en concreto, antes de dar el pistoletazo de salida hacia la semifinal de la Eurocup.

 

Lo importante tras ese retraso, una vez que la luz se encendió por fin ante el aplauso cerrado de Würzburg, era entrar lo mejor posible al duelo. No dar 'cuartelillo' a un adversario que, por lógica, debía salir a jugar a tumba abierta buscando la remontada. Se percibía la sobrexcitación en el banquillo de Nadezhda así que fue importante para Avenida empezar anotando, bajo el aro y desde fuera, para ponerse por delante aunque fuera con rentas mínimas. Cada punto o cada posesión no aprovechada iba a pesar a medida que avanzara el duelo y eso Avenida lo sabía. Importantes los primeros triples de Robinson y Domínguez ante un rival en zona y que también sumaba con acierto buscando a Bentley -eso era de esperar-, constantemente. 

 

Con el segundo triple de la capitana de dos intentos el conjunto salmantino seguía al frente, 21-19, todavía en el primer cuarto. Dígitos altos que era lo que buscaba en principio el equipo ruso pero al que no le cuadraba un Avenida con porcentajes de acierto en el tiro altos al que si algo le faltaba era cerrar mejor el rebote y es que Nadezhda acababa el primer cuarto con seis capturas ofensivas para un total de 11 por tres rebotes únicamente de la escuadra charra.

 

Las capturas bajo los aros y el acierto desde 6,75 -5 triples en 11 minutos-, situaban al equipo ruso al frente del inicio del segundo cuarto en un momento en que Avenida se desconcertaba a si mismo precisamente por no encontrar cómo cerrar el rebote en su aro. La muestra hasta cuatro concesiones seguidas a su rival para acabar encajando otro triple y verse con ocho puntos abajo. Ahí apareció oportuna Elonu con dos canastas consecutivas que aliviaban la situación. 

 

En teoría el que debía jugar tranquilo, manejando su ventaja, era Avenida pero la realidad es que Nadezhda se había adaptado hasta entonces a jugar sin presión, a arriesgar y a lo que salga con Bentley inspirada. Eso le iba funcionando relativamente bien porque al menos se mantenía por delante y con posibilidades. Avenida, incómodo por debajo y sin pararse a pensar demasiado en que no importaba tanto ganar como jugar con ese +17, se precipitaba buscando ataques rápidos que no necesitaba y eso le llevaba hasta el descanso con un marcador como poco peligroso tal y como discurría el duelo con triple sobre la bocina de Bentley en escorzo y con una defensora encima, 37-46.

 

Pero más allá de lo que resuelve una jugona, la diferencia en el rebote al descanso, 10 de Avenida por 25 de su rival, era lo suficientemente explicativa sobre qué era lo primero a solucionar en la reanudación. Cuestión de intensidad, de ir medio segundo más rápido a todo y de ganas que había que plantar de inicio sobre la pista en la reanudación.

 

Sandra Ygueravide bloquea ante Elonu para dejar paso a Bentley (Foto: Diego Blanco)

 

Con intercambio de canastas comenzó el tercer parcial en el que Avenida capturaba sus primeros rebotes ofensivos. Buena noticia como la de mantener a su rival lejos de la barrera psicológica de los diez puntos. Ganaba presencia Angel Robinson en las dos zonas y eso se notaba porque a su rebufo el equipo se mostraba más intenso e igualaba la situación, 51-52. Ahora sí el reloj le empezaba a pesar a Nadezhda que se precipitaba más de la cuenta en sus lanzamientos. El tiempo muerto del banquillo visitante demostraba que ya empezaban a pensar más en una contrarreloj  que en una prueba de fondo. 

 

Un triple de Kim Mestdagh ponía por fin a Avenida por delante, 56-55, y su asistencia a Elonu más un robo permitieron a las locales alcanzar el último parcial con 60-57 y un poquito más cerca. Ya sí. La belga fue protagonista también en el inicio del último cuarto con ocho puntos consecutivos que llevaban a Avenida hasta su máxima renta, 68-57.

 

Y es que hay veces que las cosas acaban cayendo por su propio peso y el festival de Mestdagh siguió con otro triple, y otro más, que llevó a entonar a Würzburg el grito de MVP. 

 

Si en Europa 80 minutos son 'molto longos', en Würzburg también lo son 40 y Nadezhda se rendía a la evidencia. La semifinal a cinco minutos para la conclusión era una realidad. Galatasaray espera, primero en Estambul y después en Salamanca, y ese será otro cuento que toca escribir despacio y con buena letra buscando un nuevo final feliz. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: