Kiko Rivera deja las redes sociales tras las críticas recibidas su actitud en el cara a cara con su prima
Cyl dots mini

Kiko Rivera deja las redes sociales tras las críticas recibidas su actitud en el cara a cara con su prima

Kiko Rivera, en una imagen de archivo de Europa Press

Los primos llevan tiempo distanciados por la posición neutral que Anabel está tomando en el conflicto con Isabel Pantoja, algo que Kiko no entiende ni perdona: "Te he necesitado a mi lado y no has estado". Los numerosos repreches le valieron criticas en redes sociales y parece que no aguanta más. 

Kiko Rivera se sentó este viernes en el 'Deluxe' y lo cierto es que se vivió un momento de lo más tenso con su prima, Anabel Pantoja, con la que mantuvo una discusión en directo por no llegar a entenderse mutuamente.

 

Hoy Kiko Rivera ha compartido en sus redes sociales un mensaje que refleja el estado mental en el que se encuentra y es que el dj está saturado y quiere desaparecer de las redes sociales para recuperarse después de este tsunami que está viviendo en el universo Pantoja:

 

"Querida familia virtual voy a desaparecer de las redes sociales un tiempo. Lo que viví ayer fue lamentable, voy a centrar mis fuerzas en la música y en recuperarme porque no estoy al 100% mentalmente hablando. Ayer me sentí incómodo no sabía que iba a suceder nada de eso. Si los míos, los que me quieren en algún momento se sintieron mal les pido disculpas si no gustó las cosas que dije, pero así es la vida y no siempre es de color de rosa.  Cuando digo redes sociales me refiero a todas, twitch incluido. Algún día volveremos más fuertes y siendo yo. Mientras tanto sean felices y cuídense mucho. Vuestro amigo. Kiko Rivera", escribe.

 

Kiko Rivera parece que está muy afectado tras la discusión con su prima Anabel Pantoja y quiere desaparecer, r, por el momento, de las redes sociales donde lo cierto es que recibió muchas críticas por su actitud durante el cara a cara que mantuvieron. Primero inflexible ante las justificaciones de la prima de no querer meterse en el enfrentamiento entre madre e hijo y después buscando lo que muchos consideraban "chantaje emocional" cuando no se quería despedir de él ante tantos reproches "Necesito que me escuches, eres mi hermana", le decía.