Juzbado presenta a sus vecinos el centro botánico

Centro botánico

Juzbado acoge un segundo encuentro botánico con la presencia de Augusto Krause y Ana González-Garzo los días 23 y 24 de Junio.

El municipio salmantino de Juzbado ha inaugurado una pequeña parte del herbario de los Krause, cuya cantidad total de láminas con plantas cuidadosamente herborizadas sobrepasa las 2.500. A continuación, se ha celebrado un taller de preparación y elaboración de plumas caligráficas a lo largo de cual los participantes aprendieron a cortar y escribir con plumas de oca y ganso. Se trata de una de las novedades de este segunda edición, en la que han estado presentes numerosos vecinos y amigos de Juzbado.

 

La tarde se celebró la mesa redonda en torno al proyecto Centro Botánico de Juzbado y en la que participaron numerosas personalidades y colaboradores del proyecto. Valentín Cabero Diéguez, catedrático de geografía jubilado de la Universidad de Salamanca presentó y moderó el acto, al que se refirió específicamente como “un ejemplo de encrucijada rural llena de vitalidad e inteligencia”.

 

Según Enrique Cabero, Vicerrector de la Universidad de Salamanca, “la botánica es una de las inquietudes más primigenias del ser humano” y “los grandes sabios de la Universidad de Salamanca se acercaron a la botánica”, destacando la calidad de un “proyecto maravilloso” y que ya está incorporado en los actos de conmemoración del VIII Centenario. En la mesa también participaron Raúl de Tapia, director de la Fundación Tormes, quién destacó que el Centro es “una manera de ganarnos el futuro”.

 

Luz Mª Muñoz, profesora de botánica de la USAL por su parte subrayó también las posibilidades que se abren para la pedagogía de una “ciencia amable” como es la botánica. último, el arquitecto que firma el proyecto –Rubén Nieto- presentó los planos y las simulaciones en 3D del edificio, el cual obedece a una “estética orgánica sin complejos pero adaptada a lo local”. José Luis González, presidente de Enusa, repasó también la dimensión internacional que ha adquirido Juzbado gracias a sus políticas municipales en defensa del medio rural y de aquellas que aún están por celebrarse.

 

Fernando Rubio, alcalde de Juzbado, aprovechó el acto para destacar el apoyo de los vecinos presentes y, sobretodo, del papel de la mujer, como uno de los ejes vertebradores del desarrollo en el mundo rural. Además, terminó recordando a todos los asistentes en papel esencial de estas y otras iniciativas como elementos para “la generación de expectativas y certidumbres”.

 

 

La jornada del sábado finalizó con la presentación por primera vez del Libro Plantas cercanas, despensa, botica, enseres y saberes, de Augusto, Ana y el reputado fotógrafo Justino Díez, quién estuvo presente durante el acto y quién destacó que “gracias a la fotografía ha podido conocer la figura y el legado incalculable de Ana y Augusto”.

 

La jornada del domingo 23 de junio comenzó con un paseo en busca de plantas comestibles y medicinales por los alrededores del Museo de la Falla. Tras el encuentro en los miradores de la Peña del Castillo, al que acudieron casi un centenar de personas, se ha celebrado una comida popular en el recinto de las piscinas municipales, abiertas por segundo día consecutivo esta temporada.

 

Ana y Augusto se han despedido de los vecinos y amigos de Juzbado con un taller de elaboración de ungüentos en el que todos los participantes, grande y pequeños, entendidos y neófitos, han tomado cuenta de los ingredientes y procesos en los cuadernos de campo diseñados y elaborados para la ocasión.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: