Justo premio, demasiado castigo

El equipo de Zegarra vence claramente a un Guijuelo desarbolado con dos goles del ‘Matador’ y un descomunal partido de José Ángel. Las fotos, en esta GALERÍA 

El Salamanca dio un golpe en la mesa y se llevó un triunfo más que merecido por 4-0 frente a un Guijuelo que no encontró su fútbol y que se vio superado en todo momento por los de Zegarra, aunque no le perdieron nunca la cara al partido y demostraron que si están donde están es por méritos propios.

El inicio fue titubeante y ambos equipos midieron fuerzas hasta que el Guijuelo se hizo dueño y señor del balón durante unos minutos para pasarle el turno a la UDS que sí encontró el camino del gol en un balón que recibió Márquez, esta vez sí ‘matador’, quién batió a Montero por bajo con la polémica sobre un posible fuera de juego y una mano en el control.

Pero la UDS ya era mejor que el Guijuelo. No obstante, el tanto en contra hizo crecer a un Guijuelo que estrenó sistema con una defensa de tres para atacar (Toño, Jonathan y Molo) y dos carrileros (Tete y Valero) y una de cuatro para defender con Jonathan, Molo, Toño y Tete, pero no dio el resultado esperado.

Pese a todo, Eneko y Koeman tuvieron dos oportunidades muy claras, pero no supieron rematar ante un Bernabé demasiado nervioso y fallón pese a no haber tenido excesivo trabajo.

Golpe definitivo en el minuto 49 Y nada más salir de los vestuarios en el segundo acto, el partido se terminó. Marcos culminó un centro desde la izquierda de Jeremy tras un error clamoroso de Toño Vázquez, que el ‘matador, después de bajar el balón y pensárselo, anotó el segundo en su cuenta.

Y a partir de ahí, poco más que contar salvo la enorme actuación de José Ángel, que sigue creciendo como central y tapa su hueco y el de un Cuadrado perdido, dando una salida al balón que se echaba en falta en El Helmántico.

No obstante, el Guijuelo no le perdió la cara al partido y lo siguió intentando porque ésa es su filosofía y con ella van a morir, pero sus balas era de fogueo. Así, Jeremy aprovechó un baló servido desde Sergio García (gran partido) desde la derecha y al segundo palo, donde la defensa del ‘Guiju’ volvió a fallar para hacer el tercero y llevar el delirio a una grada que casi ni se lo creía.

Con el partido ya muerto y ya dando sus últimos coletazos, Sergio García anotó un gol de los que se le piden: buen control en la banda, regate y disparo rápido para redondear en el 93 un partido de ensueño y establecer un marcador insólito en El Helmántico, 4-0.

Justo premio para una UDS que mereció los tres puntos y demasiado castigo para un Guijuelo que lo intentó pero que se vio superado. Así, los de Zegarra se comerán el turrón con la satisfacción del deber hecho en los últimos partidos y los de Idiakez tienen que estar más que ilusionados y contentos con los 27 puntos que tienen en la tabla.

Además, Marcos, José Ángel y Sergio García dieron una gran alegría una afición que sigue sin perdonar a Jonay al que recibió con pitos.

Todas las fotos de las dos aficiones, en esta GALERÍA DE IMÁGENES.