Junio cumple con su habitual bajada del paro en Salamanca con la mejora más débil de los últimos años

Foto: Arai Santana

El número de parados se ha reducido en 1.153 personas, una de las mejorías más flojas de los últimos años en un mes propicio. Sigue subiendo la afiliación que supera las 121.000 personas.

El paro bajó en Salamanca el pasado mes de junio en 1.153 personas, una de las mejoras más débiles de los últimos años, a pesar de lo cual es una cifra positiva. El número de parados se queda ahora en la provincia en los 21.061 inscritos en las oficinas del Ecyl y confirma la tónica de mejoría de todo el año y una cifra récord por lo baja. El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) ha bajado en 146.476 personas respecto al mismo mes del ejercicio anterior, con un ritmo de reducción interanual del 4,63%. El número total de personas desempleadas se situó en junio en 3.015.686 personas, la cifra más baja desde noviembre de 2008.

 

El mes de junio marca habitualmente mejores cifras de paro en Salamanca. En junio de 2018 la mejora fue de -1.476, en 2017 de -1.694 y en 2016 de -1.582.

 

El mes de junio suele ser propicio para los datos del paro por el impulso de la temporada turística y, también, por las cada vez más numerosas contrataciones para el comercio y la logística con motivo de las rebajas. El paro ha bajado en todos los sectores, pero el protagonismo absoluto es del sector servicios (turismo, hostelería, comercio) que acapara 900 parados menos. Eso ha impulsado también el número de afiliados, los trabajadores de alta en la Seguridad Social. El número de trabajadores cotizando ha subido en 860 personas hasta los 121.179.

 

En cuanto a las prestaciones de paro, solo poco más de 8.800 parados salmantinos cobran algún tipo de prestación, con lo que no llega ni a la mitad de los parados: unos 5.000 perciben prestación contributiva y otros 3.000, subsidio. La cuantía media es de 781 euros/mes.

Noticias relacionadas