Juego interior y defensa a tope, el grito de guerra que catapulta a un Avenida que impresiona

Elonu trata de ganar a posición ante Weisner (Foto:  Arai Santana)

Perfumerías Avenida no permite ni la más mínima duda  (59-92) con una defensa que desquicia y agota a UniFerrol y catapulta a Salamanca hacia su final 12+1 consecutiva. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

UNIFERROL (17+8+6+28): Marina Delgado (1), Bea Sánchez (9), Alexis Prince (20), María Pérez Araujo (8), Jamie Weisner (13)-cinco inicial-, Ana Calvo (2), Patricia Cabrera (0), Carmen Fernández, Natalia Rodríguez (2). 

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (21+23+36+22): Silvia Domínguez (2), Chrissy Givens (13), Adaora Elonu (14), Laura Gil (6), Laura Nicholls (8) -cinco inicial-, Kim Mestdagh (2), María Asurmendi (0), Erika de Souza (17), Dandra Moss (11), Angel Robinson (18). 

 

ÁRBITROS: Francisco Javier Bravo Logroño y Yasmina Alcaraz Moreno. Eliminaron por cinco faltas personales a Laura Gil. 

 

INCIDENCIAS: Segundo partido de la semifinal de Liga disputado en el Municipal de Esteiro. 

Esta temporada UniFerrol ha sido uno de los equipos con mejores números de ataque de la Liga, virtud que se ha multiplicado cuando le tocaba ejercer como local en Esteiro. Todas las jugadoras del equipo ferrolano tienen 'tacto' con esas canastas colgadas de su pabellón y cualquier rival sabe que para salir victorioso de allí debe hacer un partido completo en ataque y minimizar en lo posible el rendimiento de su rival con la defensa. Avenida ya sufrió un inicio anotador casi avasallador por parte de su rival durante la Liga Regular y consciente de que Ferrol debía salir a tumba abierta, era fundamental salir despiertas a la cancha en este segundo duelo de la semifinal.

 

Repitieron quintentos ambos conjuntos y tal y como se preveía, Ferrol comenzó con acierto especialmente de la mano de Weisner, que era la encargada de buscar los tiros abiertos mientras Araujo corría en la transición porque Avenida optó por atar a la base de su rival. De nuevo a buscar un partido de exigencia física. Aunque los primeros tiros exteriores no entraron y Ferrol parecía más cómodo, la entrada en pista de la pareja De Souza-Robinson comenzó a variar el sentido del duelo.

 

La segunda anotó un triple nada más pisar el parqué pero donde realmente encontró su ventaja el equipo salmantino fue en la zona local con una Erika 'mandona' desde su primer segundo en pista. Seis puntos seguidos de ella y otros dos de Robinson permitieron al equipo salmantino irse arriba al final del primer cuarto, 17-21. 

 

Jugaba muy serio el equipo de Ortega, sabiendo qué hacer en cada momento y buscando principalmente a sus interiores que junto a Elonu seguían acumulando estadísticas positivas. Un síntoma de cómo transcurría el duelo fue un robo de De Souza saliendo desde su zona a la línea de pase. Ella misma siguió el contraataque y acabó con una bandeja para sumar dos más. Importante también la tercera falta de Weisner con tres minutos disputados de ese segundo parcial justo cuando Elonu ponía el +10 a favor. 

 

Avenida exprimía a su rival con su defensa asfixiante consciente de que eran minutos clave porque era el momento de romper o poner una distancia que obligara a su rival a multiplicar sus esfuerzos para seguir vivo. Con Prince -la mejor 'ferrolana' en Würzburg-, con síntomas evidentes de cansancio, Weisner tuvo que volver a la pista, sumaba 13 de los 20 puntos que tenía su equipo para entonces, con las suyas trece abajo y con Ortega pidiendo "juego interior y defensa a tope" a las suyas en los últimos tres minutos antes del descanso. Tenía claro dónde estaba el pase a la final. 

 

 

Atrás aplicó la receta dejando en ocho puntos en este parcial a su rival y frente al aro contrario Laura Gil obsequió con un par de canastas de esas imposibles que permitieron a las suyas irse al descanso con una sonrisa y una ventaja clara, 25-44. 

 

Con +19 a favor no parecía un partido que se le fuera a escapar a Avenida, que además tenía muy claras dónde estaban sus ventajas. Tres triples, uno anotado, había lanzado el equipo de Ortega en el primer cuarto y es que no necesitaba más porque en la zona tenía un pozo sin fondo de puntos a su favor. Imparable ya el equipo que no bajaba un ápice su trabajo atrás, como si fuera imposible estar sobre la pista sin  exprimirse. Un 'mantra' que las llevó a un +33 después de tres robos seguidos de Givens que anotaba sola. Imparables hacia el destino que marcaron en rojo desde el primer día de pretemporada. Y quedaban aun 15 minutos por disputarse y siete minutos y medio tardó Ferrol en anotar sus primeros puntos -tiros libres de Weisner-, en este tercer parcial definitivo.

 

Avenida, con su tremenda defensa, sacó de quicio el ataque de UniFerrol que se perdió en lanzamientos precipitados, en pérdidas o en recuperaciones espectaculares como una de Asurmendi tras taponar un tiro triple de Cabrera. Y así hasta el último parcial, uno de los más tranquilos de la temporada para el equipo salmantino, con los deberes ya hechos y de la mejor manera. Sensaciones positivas para el siguiente capítulo, que ese ya es otra historia.