'Juego de Tronos' recupera su corona en la gala de los Emmy 2018
Cyl dots mini

'Juego de Tronos' recupera su corona en la gala de los Emmy 2018

Emmy 2018

Una ceremonia que en su 70ª edición premió a una habitual de los Emmy, Juego de tronos, y también a La maravillosa Sra. Maisel, estrenada el pasado año.

Los Emmy 2018 han devuelto a Juego de Tronos su corona perdida hace apenas un año, y han encumbrado a la serie estrella de HBO al Olimpo de la televisión estadounidense como la ficción más laureada de la historia de los premios con 47 galardones en siete años.

 

La creación de George R.R. Martin cerró la gran fiesta de la pequeña pantalla con un total de 9 triunfos, sumando a los creativos entregados la pasada semana, dos mas: el de Mejor serie dramática y el de Mejor actor dramático de reparto, que fue a parar a las manos de Peter Dinklage por tercera vez.

 

La otra gran triunfadora de la noche fue The Marvelous Mrs. Maisel. Tras destacar en los Globos de oro, la comedia de Amazon Prime arrasó con su primera temporada en las categorías cómicas de los Emmy, con hasta 5 galardones que la consagran en lo más alto de la televisión actual. -7 si los sumamos a las categorías creativas-. 

 

Como ya ocurriera en la gala que abre la temporada de premios en Estados Unidos, la ficción ideada por Amy Sherman-Palladino y Daniel Palladino (Gilmore Girls) se llevó, entre otras, las estatuillas de Mejor comedia y Mejor actriz de comedia para su protagonista Rachel Brosnahan.

 

Menos feliz se fue The Handmaid's Tale, una de las grandes favoritas en las horas previas. La ficción de Hulu, que hizo historia en 2017 al convertirse en la primera serie de una plataforma en llevarse el máximo galardón de la televisión, no pudo repetir hito al perder el gran duelo con Juego de Tronosen la categoría de Mejor serie dramática.

 

Tampoco conservó su corona de Mejor actriz de drama Elisabeth Moss, y la cedió por sorpresa a una Claire Foy que cierra así con éxito su etapa en The Crown. Las "criadas" no se fueron de vacío gracias a Samira Wiley y su Emmy a Mejor actriz invitada de una serie dramática, la única de las diez categorías en las que The Handmaid's Tale logró triunfar. 

 

Otra de las sorpresas de la gala fue The Americans, cuyo protagonista, Matthew Rhys, se llevó al fin el galardón de Mejor actor de drama al tercer intento. Un cierre inmejorable para la ficción de FX, que sumó también el premio al Mejor guion por el trabajo de Joe Fields y Joseph Weisberg.