Juan José Padilla progresa favorablemente tras su última cogida y no descarta torear en Pamplona

Juan José Padilla

Padilla tiene actualmente más de 50 grapas en la cabeza, sin embargo no descarta acudir a su cita con Pamplona el próximo viernes.

Ayer Juan José Padilla volvía a sufrir una aparatosa cogida, en Arévalo, que preocupaba tanto a su entorno como a todos sus seguidores. Tras la cogida por parte del toro, el diestro perdía gran parte de su cuero cabelludo provocándole una fuerte herida tras el arrancamiento. No es la primera vez que pone su vida en peligro, está vez se recupera.

 

Aunque la voz de alarma era máxima, Óscar Padilla, hermano del torero, ha concedido el parte médico a Socialité pudiendo confirmar que se encuentra fuera de peligro. Esta mañana Padilla ha sido trasladado a Sevilla, después del resultado favorable del TAC al que se ha sometido en el hospital de Ávila.

 

Según su hermano ha pasado la noche sin fiebre aunque con un drenaje en la herida y fuertes dolores en la zona por los golpes que se llevó al ser arrastrado.

 

Ahora Padilla procederá a ponerse en manos del doctor Alberto García-Perla, su médico de confianza y quien le atendió tras el accidente de 2011 que le costó perder el ojo izquierdo. En este caso el desenlace es menos grave. Ahora permanece ingresado en Sevilla, donde progresa adecuadamente en observación y cuidado médico.

 

Padilla tiene actualmente más de 50 grapas en la cabeza, sin embargo no descarta acudir a su cita con Pamplona el próximo viernes.