Juan del Álamo 'rompe' en San Isidro para abrir por fin la Puerta Grande

(Foto: Las Ventas)

El torero salmantino cortó dos orejas en sus astados tras un injustificable 'robo' en el primero de la tarde (mereció dos orejas). Salió a por todas en el sexto y dio un arreón a su carrera tras triunfar en San Isidro.

FICHA DEL FESTEJO

 

Monumental de las Ventas. Jueves, 8 de junio de 2017. Vigésimo novena de feria. Tres cuartos de entrada. Toros de Alcurrucén.

 

El Cid, de azul marino y oro. Estocada contraria y tendida (silencio). En el cuarto, pinchazo y estocada atravesada. Aviso (saludos).

 

Joselito Adame, de verde botella y oro. Pinchazo, dos pinchazos hondos y cuatro descabellos. Aviso (silencio). En el quinto, estocada

 

Juan del Álamo, blanco y plata: Estocada (oreja, gran petición y dos vueltas al ruedo). En el sexto, estocada (oreja). Salió a hombros de Las Ventas.

Juan del Álamo abrió la puerta grande de Las Ventas. Y lo hizo con una faena que quedará para el recuerdo en la feria de San Isidro de Madrid lo que representará un merecido 'arreón' para su carrera. Mereció más, mucho más en su primero de la tarde, y solo el injustificable robo de la presidencia le privó de su doble trofeo, que más tarde lograría.

 

alamo ventas isidro madrid

 

El de Ciudad Rodrigo hizo, probablemente, la faena de su vida con el primero de su lote, entendiendo a la perfección al toro de Alcurrucén en un primer acto de gran diversidad que cerró con una estocada de mucho mérito, no pudiendo recibir el premio merecido de dos orejas -reclamado por los tendidos- por decisión de la presidencia. Licenciado salió dormido y se frenó en el capote de Juan del Álamo sin llegar a pasar, hasta que despertó. El inicio de faena con la muleta fue lo mejor. Se dobló con el para sacarlo a los medios, ligando muletazos rodilla en tierra por ambos pitones y finalizando con el pase del desdén. En la siguiente serie por el derecho aprovechó el buen tranco del toro, e igualmente al natural. El toro humilló y tuvo transmisión. Para decorar aún más la faena inició una tanda con un afarolado. Tras el estoconazo efectivo el toro se tragó la muerte en el centro del ruedo.

 

alamo madrid ventas isidroEl público estaba tan entregado con él que antes de la salida del sexto, ovacionaron al torero. En el segundo de su lote, sexto de la tarde, Del Álamo salió a por todas para cerrar su puerta grande, ante un toro muy manso de Alcurrucén, pero que supo llevar a su terreno.


El toro manseó en varas y recortó en banderillas. Del Álamo citó desde los medios después de brindar al público. El animal protestaba en cuanto tocaba la muleta pero entre las rayas encontró el sitio y firmó una serie de mucha emoción, dejando la muleta en el hocico. Por el izquierdo se desdibujó la faena por la condición del animal. A base de firmeza y superioridad, Juan del Álamo se impuso y logró cortar la oreja que le permitía salir a hombros. 

 

del alamo madrid ventas san isidro