José Miguel Campos: "Me cuesta creer que mi despido haya sido por los malos resultados"
Cyl dots mini

José Miguel Campos: "Me cuesta creer que mi despido haya sido por los malos resultados"

Campos, durante una entrevista con TRIBUNA (Foto: Chema Díez)

El ya ex entrenador del Salamanca CF se mostraba abatido tras la decisión del club de prescindir de sus servicios en la jornada 6 del campeonato, más aún sabiendo los problemas a la hora de planificar la plantilla.

Con voz entrecortada, abatido y con pocas ganas de hablar sobre algo que quizá no tenía que haber ocurrido (al menos en este momento). Sorpresa -aunque con la gestión del Salamanca CF, cada vez sorprende menos todo-, José Miguel Campos ya no dirigirá más al equipo tras haber sido destituido por los gestores del club, alimentados por una campaña de algunos 'aficionados' en las redes sociales, que poco o nada tienen porqué entender de proyectos futbolísticos.

 

Casi 20 fichajes nuevos, un entrenador recién llegado, un ascenso conseguido 'in extremis', debut en Segunda B, un inicio de pretemporada con seis jugadores, un 'stage', con solo 10 futbolistas del primer equipo, jugadores que llegaron lesionados y a día de hoy no han debutado, otros que está haciendo una pretemporada en plena temporada, alguno que está lejos de su mejor nivel... y todo ello en la jornada 6 del campeonato liguero.

 

Esto son solo datos completamente objetivos sobre la realidad deportiva del Salamanca CF, por lo que cuesta creer, como reconoce José Miguel Campos, que su destitución se deba solo a motivos deportivos. La comunicación de su despido llegó el martes 2 de octubre en torno a las 20.00 horas...

 

A buen seguro que, a más de uno, se le viene a la cabeza la destitución de María Hernández hace poco más de un año, con el equipo liderando el Grupo 8 de Tercera División, pasando hasta tres entrenadores en esa temporada. Lo cierto y la realidad es que al proyecto de Campos para poder asentar al equipo en la categoría, solo le han dado seis jornadas...

 

¿DECISIÓN ESPERADA?: "No, para nada; se trata de un proyecto que ha sido tardío en muchos apartados. Empezamos una pretemporada con seis jugadores, algunos han llegado al final del mercado, ha habido muchas lesiones... la plantilla necesita tiempo y creo, sinceramente, que la situación no es nada alarmante en la jornada 6. Si me dices que estamos así diez jornada más tarde, creo que no habría muchos argumentos para defenderse, pero ahora... en casa no hemos estado muy lejos de competir bien, aunque obviamente teníamos mucho margen de mejora".

 

¿QUIÉN TOMÓ LA DECISIÓN?: "El club; a día de hoy, el único que se ha puesto en contacto conmigo, y que me comunicó la decisión fue el director general, José María Movilla, en teoría por los malos resultados. El otro día merecimos más contra el Fabril, los medios de Burgos dijeron que fuimos el mejor equipo que ha pasado por allí, fuimos los únicos en quitarle puntos a la Ponferradina, contra el Adarve merecimos ganar de manera más holgada... ha habido lesiones de larga duración, muchos problemas con la llegada de jugadores, por eso cuesta entenderlo. Pero lo respeto, claro".

 

SIN TIEMPO PARA EL PROYECTO: "La situación del club cuando llegué ya sabía cuál era, y pese a sus peculiaridades, nadie le puede decir que no al Salamanca CF. Pero, recuerdo que comenzamos con seis jugadores y muchos llegaron al final; otro ni siquiera han podido debutar todavía. Se necesita tiempo para unir a la gente y hacer que el equipo funcione".

 

ASENTARSE EN SEGUNDA B: "El mensaje era ése; el proyecto del Salamanca ha sido tardío en muchas cosas; la manera de empezar, el tiempo, el hecho de haber esperado a jugadores que nos interesaban, todo eso retrasó su llegada. Y, en ningún momento existió ninguna exigencia de ascenso en esta temporada y sí de consolidar al club en la categoría y creo que así será. Puede ocurrir que el club quede arriba, pero no es lo lógico dadas las circunstancias".

 

¿DECISIÓN DEPORTIVA?: "Quiero creer que hay algo más, porque me cuesta mucho creer que la decisión de mi despido se deba solo a los malos resultados. Además, ni mucho menos nadie del club me dio un ultimátum y sí ánimos para intentar ganar al Fabril, fue una semana normal de trabajo. Es la cuarta vez en 18 años de carrera que esto me ocurre y, por desgracia, cada vez es más común en el mundo del fútbol".

 

DESPEDIDA DE LA PLANTILLA: "He ido al vestuario a despedirme de los jugadores, pero hay momentos en los que las palabras no salen, hay muchos sentimientos. No he tenido ningún problema con los jugadores, más allá de la exigencia que tengo que tener como entrenador, no ha habido discusiones ni nada. Incluso con algunos quedaré a tomar un café porque la relación va más allá de lo deportivo".

 

(ENTREVISTA A CAMPOS EN EL INICIO DE TEMPORADA)