José Luis Mateos: "Es reprobable que el alcalde se niegue a cumplir lo que el pleno le encomienda"

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Mateos.

El portavoz del PSOE descarta que sea el pleno quien gobierne como mantiene Ciudadanos Salamanca y lamenta el precio de su abstención para que gobernara Mañueco: asesores y tres sueldos municipales para sus concejales.

Casi un año de legislatura y habría que empezar por el principio: usted no estaba llamado a ocupar este puesto. ¿Cómo lo ha asumido?

Con mucha responsabilidad y como un reto muy importante. Es cierto que yo no concurría como candidato a las elecciones hace un año, tampoco estaba llamado a ser el portavoz, porque lo estaba el anterior candidato y portavoz, Enrique Cabero, pero tras el devenir de los acontecimientos, de un resultado que no esperábamos porque creíamos que íbamos a tener un mejor resultado, y unas negociaciones para formar un cambio de gobierno en el Ayuntamiento de Salamanca que finalmente no fructificaron, llevó a la dimisión del anterior portavoz, de la número '2' y yo era el número '3' y asumí la portavocía como un reto, una responsabilidad y esperando estar a la altura de las circunstancias.

 

Dicen las críticas que sí que lo ha estado, ¿qué nota se pone?

No, yo prefiero que la nota me la pongan los ciudadanos al cabo del tiempo. Creo que hemos desarrollado un trabajo intenso del que podemos estar moderadamente satisfechos porque hay que ser ante todo humildes y que podemos conseguir a lo largo de los tres próximos años mucho más. Lo que hemos conseguido estamos orgullosos de ello, pero nos queda mucho camino por recorrer y lo fundamental: que haya un cambio en el Ayuntamiento de Salamanca para que haya un alcalde socialista en no mucho tiempo.

 

Ese es el punto clave, el cambio. ¿Por qué se habló tanto de cambio y se ha quedado en tan poco?

 

Había esa posibilidad de cambio porque la suma de los tres partidos es mayor a la de los concejales del PP, pero no fue posible porque Ciudadanos decidió en el último momento abstenerse en la votación y hacer alcalde al señor Mañueco

Pues porque nos defraudó las expectativas que se generaron y que no se pudieron conseguir. Todos los partidos distintos al PP hablamos de cambio en la campaña, de oportunidad incluso histórica para que después de 20 años de PP en el gobierno municipal hubiera un gobierno diferente. Había esa posibilidad porque la suma de los tres partidos es mayor a la de los concejales del PP, pero no fue posible porque Ciudadanos decidió en el último momento abstenerse en la votación y hacer alcalde al señor Mañueco.

 

No obstante, durante este tiempo sí hemos podido ver algunas cuestiones que han ido cambiando, poco a poco. No es cierto que haya cambiado todo, ni que todo lo que tenía que cambiar haya cambiado. A aquellos que dicen que ahora gobierna el pleno, decirles que realmente no lo hace. El pleno es un órgano más, pero quien sigue siendo el alcalde es el señor Mañueco y quien sigue gobernando en el día a día es el PP porque, aunque algunos no lo quieren reconocer, las administraciones locales son muy presidencialistas. El alcalde tiene muchas competencias atribuídas, no ha delegado ninguna, se las ha asumido todas, y el pleno sí tiene su papel, pero el que gobierna el día a día y toma las decisiones es el PP y el señor Mañueco.

 

A aquellos que dicen que ahora gobierna el pleno, decirles que realmente no lo hace. El pleno es un órgano más, pero quien sigue siendo el alcalde es el señor Mañueco y quien sigue gobernando en el día a día es el PP

 

¿Hubo una posibilidad de que se formara un gobierno diferente, sin el señor Fernández Mañueco al frente?

Yo quiero creer que sí, que quienes hablábamos de cambio en la campaña íbamos a estar a la altura de las circunstancias para que ese cambio fuera posible. Pasado el tiempo, con la distancia de los meses, creo que el PSOE sí creía realmente e hizo todo lo posible para que hubiera un gobierno de cambio y diferente, y otros grupos municipales no hicieron todo lo posible para que lo que se había dicho en campaña fuera un hecho en la sesión de investidura.

 

¿Qué grupo fue más obstáculo: Ciudadanos o Ganemos?

Recuerdo los días previos a la toma de posesión como unos días de mucha tensión, de acusaciones en público entre Ganemos y Ciudadanos que lo que hizo fue servir de excusa para que Ciudadanos no apoyara un gobierno diferente. Es verdad que Ganemos optó por apoyar a Enrique Cabero, el candidato socialista, en la sesión de investidura, pero determinadas exigencias y determinados mensajes que se lanzaron públicamente en esos días alejaron a Ciudadanos y le dieron la excusa que no tenían que haberle dado para que se abstuvieran ante un gobierno del PP.

 

El PSOE sí creía realmente e hizo todo lo posible para que hubiera un gobierno de cambio y diferente, y otros grupos municipales no hicieron todo lo posible para que lo que se había dicho en campaña fuera un hecho en la sesión de investidura

 

Otros portavoces se han manifestado sobre esta cuestión, ¿a quién ve más cerca del gobierno y a quién más cerca de la oposición?

Es evidente, el partido que sostiene al Gobierno municipal desde el principio, bien sea por acción o por omisión, con sus votos a favor o por la abstención continuada, es Ciudadanos. Ciudadanos es coincidente con el PP y me da mucha lástima cuando se dice que ha sido a cambio de nada, que su actitud frente a las cuestiones que se plantean en pleno y comisiones es a cambio de nada. Creo que es buen momento para recordar que el grupo Ciudadanos tiene un asesor más que el resto de grupos municipales, que está adscrito a la Junta de Gobierno Local, un órgano que no tiene funciones; es decir, hay un asesor de Ciudadanos que está adscrito a un órgano sin funciones, junto con otros dos asesores del PP. Y también QUE el grupo Ciudadanos cuenta con una dedicación exclusiva de su portavoz, pero a mayores tiene dos dedicaciones parciales, estamos hablando de tres concejales que tienen sueldo del Ayuntamiento de los cuatro que son. Algo a cambio sí que sería.

 

Vamos, que la particular versión del cambio que defiende Ciudadanos no ha sido gratis...

Evidentemente no. A los hechos me remito. Eso hay que desmontarlo. Aquí algunos han asumido un papel a cambio de algo. El cambio no se ha producido en la ciudad, el cambio se ha producido en ellos a costa de la ciudad.

 

Usted dice que está moderadamente satisfecho, pero ha sido el grupo que más iniciativas y de más calado ha conseguido sacar adelante en lo que llevamos de legislatura...

 

Sí que me siento satisfecho de que la gente nos reconozca por la calle lo que hacemos por ellos. Pero insisto, menos titulares y más soluciones

Es posible que debamos sacar más pecho de lo que hacemos, pero soy partidario de que generemos menos titulares y más soluciones. De la humildad como forma de hacer política y de que no compitamos con absolutamente nadie en la cantidad de propuestas que llevamos a cabo, sino en la calidad, y que se lleven a efecto. No son pocas las iniciativas que finalmente hemos compartido con los otros grupos, con generosidad, pero para que salieran adelante. Las ayudas de libros de texto, el plan municipal de lucha contra la pobreza energética, el IBI social que hemos implantado por primera vez en la historia de Salamanca... el bonobús joven lo hemos puesto en marcha en esta legislatura. Sí que me siento satisfecho de que la gente nos reconozca por la calle lo que hacemos por ellos. Pero insisto, menos titulares y más soluciones. Y estoy moderadamente satisfecho porque la satisfacción total llegará cuando se produzca el cambio en el Ayuntamiento de Salamanca y se devuelva el esfuerzo que han hecho los ciudadanos.

 

Con más o menos titulares, parece que la bolsa de las ideas del PSOE está más llena que la del equipo de Gobierno...

 

El Gobierno del PP y del señor Mañueco es un gobierno vacío de ideas, un gobierno que tiene un modelo caducado, que está agotado, cansado y al que le da pereza gobernar la ciudad

Sin duda, de eso no me cabe ninguna duda. El Gobierno del PP y del señor Mañueco es un gobierno vacío de ideas, un gobierno que tiene un modelo caducado, que está agotado, cansado y al que le da pereza gobernar la ciudad, o da esa sensación. Y no hay nada más peligroso para la gestión de una institución tan importante como el Ayuntamiento de Salamanca que un gobierno sin ideas porque no es que no tenga casi ideas, sino que las pocas que tiene son malas. Y se nutren en muchas ocasiones de las iniciativas de los otros grupos y del PSOE.

 

A muchas les dio la espalda durante años,  y ahora se aprueban.

Total. El PP ha demostrado con ese tipo de actitudes que estaba instalado en hacer oposición a la oposición, en decir no a lo que le planteaba la oposición cuando era el PSOE, y que ahora con la nueva formación política del Ayuntamiento hemos podido sacar adelante muchas de las iniciativas que se habían quedado en el cajón por culpa de la negativa permanente del PP. Eso da cuenta que el PP no ha mirado por los intereses de la ciudad, ha mirado siempre por los suyos, y si ahora las aceptad es porque no les queda más remedio porque si no seguiría negándose a las propuestas del PSOE que sabían que eran buenas y positivas.

 

A pesar de los cantos al diálogo, al entendimiento, a la cooperación, el equipo de Gobierno y el alcalde están aceptando muchas cosas ¿de grado o a la fuerza?

 

Al PP le costó y le sigue costando acomodarse a la nueva situación de gobierno en minoría, de no tener una mayoría absoluta que respalde sus decisiones. Y eso le ha llevado a no asumir determinadas decisiones del pleno

Sobre todo a la fuerza. Al PP le costó y le sigue costando acomodarse a la nueva situación de gobierno en minoría, de no tener una mayoría absoluta que respalde sus decisiones. Y eso le ha llevado a no asumir determinadas decisiones del pleno. Otras las ha tenido que cumplir porque no le queda más remedio, pero otras tantas está obstaculizando su puesta en  marca porque no cree en ellas y eso también es un problema grave, tener un equipo de gobierno que no quiere refrendar las iniciativas que se aprueban en el pleno por los grupos que representamos a la mayoría en el pleno. No le queda más remetio que aceptar determinadas cuestiones, pero otras muchas no se llevan a cabo porque falta y sigue faltando voluntad política.

 

Esa es una de las sorpresas de la legislatura. ¿Por qué es posible que el alcalde meta cosas en el cajón, cosas que se aprueban en el pleno?

Esto demuestra que frente a la bisoñez y la candidez de algunos, el pleno no gobierna la ciudad. Quien gobierna la ciudad es el alcalde y el equipo de Gobierno. Y eso es posible porque los ayuntamientos tienen un carácter presidencialista, es el alcalde quien sigue teniendo muchas competencias que delega en concejales o en otros órganos. La realidad es que en esta legislatura el alcalde no ha delegado ni una sola de las competencias que le atribuye la ley a la Junta de Gobierno, que en otras legislaturas sí lo hizo. Pero esta vez el alcalde se ha quedado para sí todas las competencias. Muchas de las cuestiones que se aprueban en el pleno el alcalde argumenta que se refieren a competencias que tiene atribuídas por ley y que por tanto no está obligado a cumplir.

 

Entenderá que eso es difícil de aceptar cuando llega a los ciudadanos así...

 

Que el alcalde se niegue a cumplir lo que el pleno le encomienda como máximo representante de la institución. En el fondo lo que está haciendo es deslegitimar el órgano del pleno, y eso es peligroso incluso para la democracia porque los ciudadanos estarán pensando que aquí vale todo, y no debería valer todo

No sólo es difícil de aceptar, es que además es reprobable y reprochable por parte de todo el mundo. Que el alcalde se niegue a cumplir lo que el pleno le encomienda como máximo representante de la institución. En el fondo lo que está haciendo es deslegitimar el órgano del pleno, y eso es peligroso incluso para la democracia porque los ciudadanos estarán pensando que aquí vale todo, y no debería valer todo. Eso también tiene que ver con la personalidad y la altura de mira de quien encabeza la institución local. Con otro alcalde estoy seguro de que este tipo de controversias no se darían.

 

¿Es Mañueco el alcalde idóneo para Salamanca en este momento?

En absoluto. Desde el punto de vista político, es precisamente el alcalde que menos le interesa a Salamanca. Salamanca tiene demasiados retos por afrontar como para que haya un alcalde vacío de ideas desde el punto de vista político al frente del Ayuntamiento.

 

Y eso, ¿se puede cambiar en lo que queda de legislatura?

Todos sabemos los instrumentos que nos ofrece la ley, que son tan legítimos como cualquier otro. La moción de censura que es la opción para cambiar de equipo de Gobierno antes de una cita con las urnas, a día de hoy, es la última opción que se baraja porque tiene que haber unas circunstancias que motiven que se plantee para cambiar de alcalde y gobierno municipal que impulse verdaderamente a la ciudad y de respuesta a lo que los ciudadanos demandan. A día de hoy no es viable, pero que no sea viable no quiere decir que no sea posible en el futuro, pueden concurrir circunstancias que la hagan posible y viable.

 

¿En qué cuestiones hace falta dar pasos adelante en la política municipal?

Lo que debería hacer un alcalde con altura de miras para la ciudad es aprovechar los recursos que tenemos y plantear desde un punto  de vista estratégico cuáles son aquellas fortalezas que tenemos de cara al exterior y de cara a potenciar nuevas oportunidades de empleo, de negocio y de asentamiento de población. Tenemos dos universidades que atraen miles de jóvenes cada curso, que son motor de creación de riqueza, de conocimiento... no podemos competir ofreciendo algo más barato que el resto, tenemos que competir por ofrecer algo mejor, de más valor añadido. Tenemos la posibilidad de generar en Salamanca unas bases sólidas para generar empleo en torno a la generación de conocimiento.

 

La promoción de la ciudad no se está orientando de manera adecuada, no estamos aprovechando bien los recursos patrimoniales. Hemos visto Se está olvidando la promoción de la ciudad a través de los nuevos medios. ¿Por qué Salamanca no se promociona en Facebook, Twitter, Instagram... como ya están haciendo otras ciudades?

 

La promoción de la ciudad no se está orientando de manera adecuada, no estamos aprovechando bien los recursos patrimoniales. Hemos visto Se está olvidando la promoción de la ciudad a través de los nuevos medios. ¿Por qué Salamanca no se promociona en Facebook, Twitter, Instagram... como ya están haciendo otras ciudades? El coste es mucho menor, ¿por qué no apostamos por la promoción digital? Y la industria del español, ¿cómo no se está aprovechando por el Ayuntamiento?

 

¿Por qué se ha ido el Ayuntamiento fuera a hacer los proyectos

Es lo que hemos denunciado desde el PSOE, no entendemos como el Ayuntamiento va a destinar recursos municipales para financiar proyectos con entidades de fuera de Salamanca cuando las hay aquí, para generar empleo aquí, con reconocido prestigio como las universidades, los viveros de empresa... no tiene por qué acudir a entidades ajenas. Responde más a una cuestión que nos debería explicar el PP que se vayan a dar 72.400 euros a la EOI o 300.000 euros para Fecyt para no generar de momento ningún puesto de trabajo. Eso da idea de los intereses del señor Mañueco.

 

¿Cómo calificaría la reacción a problemas como las fiestas sexuales en los locales nocturnos?

Ha reaccionado con lo que se conoce como populismo punitivo. Cuando surge el problema, endurezco la norma para que la gente piense que está solucionado, pero no abordo el problema de fondo. El Ayuntamiento de Salamanca ha mirado para otro lado sobre el modelo de turismo que se estaba generando, por qué hemos querido apostar por el turismo de borrachera y no por el turismo de ocio de calidad, que es el que nos interesa como ciudad cultura y patrimonial que somos. Me consta que hay hosteleros que cuando se empezó a gestar esto de ser ciudad referente en las despedidas de soltero o del turismo de borrachera advirtieron al equipo de gobierno y el Ayuntamiento decidió mirar para otro lado. Me parece grave porque ha puesto en duda y en riesgo la imagen de Salamanca como ciudad de referencia del turismo patrimonial.

 

Me consta que hay hosteleros que cuando se empezó a gestar esto de ser ciudad referente en las despedidas de soltero o del turismo de borrachera advirtieron al equipo de gobierno y el Ayuntamiento decidió mirar para otro lado

 

Hay una propuesta personal suya que no salió, la capitalidad gastronómica. ¿Le dolió que no saliera adelante?

Sí me dolió que se rechazara porque quienes lo rechazaron no supieron valorar la importancia real que tenía. La capitalidad de la gastronomía para 2017, que estábamos en perfectas condiciones para conseguir el título, suponía poner a Salamanca en el mapa de la gastronomía española. Se iban a generar unos recursos importantes para el sector hostelero y para toda la ciudad. Suponía la atracción de miles de visitantes y el PP la rechazó porque no fue una idea suya. Y aquí contó nuevamente con la complicidad, mediante la abstención, del grupo Ciudadanos que impidieron llevar a cabo un proyecto muy positivo para la ciudad y que podía haber sido el inicio de los actos del Octavo Centenario de la Usal. Habríamos proyectado hacia afuera una imagen diferente de la ciudad porque tenemos recursos, grandes profesionales y alta cocina.

 

Ellos lo niegan, pero esta es una de las cosas por las que muchos consideran a Ciudadanos la 'muleta' del PP. ¿Usted que piensa?

Yo me remito a los hechos de la votaciones. Siempre que ha habido una propuesta que al PP le ha incomodado, ha echado mano de los votos de Ciudadanos para que no saliera adelante. Capitalidad de la gastronomía, el consejo escolar municipal que no se ha creado porque el grupo Ciudadanos no lo apoyó... cuando hay una decisión que incomoda al PP echa mano de los votos de Ciudadanos. No me molesta que sea así, entra dentro del juego y la estrategia política, lo que sí me molesta es que se juegue con los intereses de la ciudad.

 

Siempre que ha habido una propuesta que al PP le ha incomodado, ha echado mano de los votos de Ciudadanos para que no saliera adelante

 

¿Qué le parece el papel del grupo Ganemos Salamanca?

Parto de la base de que existe cordialidad con todos los grupos municipales, y que gracias a esa cordialidad estamos sacando muchas iniciativas, al margen del acuerdo que existe. No todas las que nos gustaría, pero sí una parte de ellas. Ganemos venía a descubrir América y se ha topado con que América ya estaba descubierta. Venían con mucho ímpetu. No se puede prometer a los ciudadanos algo que no puede ser: no puedes prometer a los ciudadanos una revolución y quedarte en poco menos que un experimento. Lo que hay que hacer es trabajar por la gente, plantear proyectos reales y estar menos preocupado por la generación de titulares. Y hablo en general, se pierde la noción de lo que hacemos aquí, que es trabajar por los ciudadanos de manera seria. Las propuestas no pueden ser una ocurrencia que tienes una mañana, se trabajan, tienen que ser abordadas en profundidad y con la finalidad de la defensa de los intereses generales. Muchas propuestas generan mucho ruido y luego hay pocas nueces.

 

El equipo de Gobierno sigue anunciando proyectos que no han pasado por comisiones o pleno...

Es una práctica habitual del PP que ya se daba en la legislatura anterior, que se anuncien actuaciones municipales antes de que llegue a las comisiones, el pleno o los concejales. Un ejemplo reciente es el parque de Garrido, que no se ha dado cuenta en ningún caso pese a que supone un cambio importante. Eso da cuenta de la falta de lealtad institucional del PP al resto de grupos.

 

Dígame cosas que vayan a cambiar en los tres próximos años.

Me gustaría que el PP se tomara más en serio el papel que ejercemos el resto de grupos políticos. Me gustaría que el PSOE se consolidara como la alternativa que necesita este Ayuntamiento. Me gustaría que fuéramos capaces desde la oposición de ponernos de acuerdo en cuestiones para la defensa de los intereses generales y decirle el PP que ya no valen sus métodos de los últimos 20 años. Y espero y confío que realmente podamos conseguir el cambio en Salamanca se por la vía que sea.

 

¿Ve usted próximamente un alcalde socialista en Salamanca?

Me gustaría ver un alcalde del PSOE en la ciudad de Salamanca. El último alcalde socialsita a penas lo recuerdo, tenía cinco años cuando lo fue Jesús Málaga. Eso demuestra que todavía no ha habido una progresión en la política de la ciudad, nos hemos quedado en hace 20 años y lo que tenemos que hacer es progresar.

 

Se apunta al reto...

Yo siempre estaré a disposición de lo que determinen mis compañeros como siempre he hecho. No me niego a nada, pero tampoco me postulo a nada. Yo primero me pongo a disposición de todos, primero siempre de la ciudad. Si creo que sigo teniendo ideas para aportar estaré a disposición de los compañeros para lo que me encomienden. Luego el partido y en último lugar estaré yo.