José Enrique Rodríguez: "No nos vamos a conformar con esto"

(Foto: Chema Díez)

El segundo de María valoró la victoria del Salmantino e indicó que sí es cierto que se trabaja "más feliz y más a gusto cuando los resultados acompañan".

Son palabras de José Enrique Rodríguez Travieso, el segundo entrenador del Salmantino, que al finalizar el encuentro ante el Lermeño, ha hecho el análisis de lo visto sobre el terreno de juego.

 

En esta ocasión, María Hernández ha querido ceder el protagonismo a su segundo entrenador, para que también se valore el trabajo que lleva a cabo en el día a día del primer equipo, una labor que se ve menos pero que no por ello es menos importante.

 

José Enrique ha destacado que el equipo ha luchado desde el primer momento con intensidad para llevarse la victoria y ha añadido que, aunque el equipo lleve tres triunfos consecutivos, "no nos vamos a conformar, ya estamos pensando en la próxima jornada para enlazar la cuarta victoria consecutiva".

 

Además, preguntado por si se ha notado que los jugadores están jugando bajo una presión menor, José Enrique prefirió evitar la palabra "relajación" y añadió que "sí es cierto que se trabaja más feliz y más a gusto cuando los resultados acompañan", aunque destacó que "no vamos a bajar la intensidad en ningún momento".

 

De cara a los próximos partidos, el segundo entrenador del Salmantino afirmó que "estamos en una situación buena, pero no lo suficientemente buena como lo que podemos llegar conseguir, y eso estamos buscando, la siguiente jornada volver a ganar para mejorar todavía más en la tabla".

 

"LOS GOLES NOS HAN DEJADO TOCADOS"

 

 

El entrenador burgalés, Óscar Río, reconoció como justa la victoria del Salmantino y señaló que su equipo empezó bien, pero "a media que transcurrió la primera mitad nos vimos más desbordados".

 

Además, el entrenador visitante añadió que "los goles han llegado en momentos puntuales que nos dejan tocados, nos animó el gol de la segunda parte, pero aún así es complicado trabajar", afirmaba en referencia a la posición que ocupa el Lermeño.

 

En este sentido, Óscar Río dejó una frase que resumía el sentir del vestuario visitante: "cuando la cabeza dice que no, las piernas tienen poco que hacer".