Jordi Fabregat, sobre su renovación: "Debo tener la jerarquía que tiene que tener un entrenador"

El entrenador del CD Guijuelo ha asegurado que el club aún no se ha puesto en contacto con él para renovar su contrato y afirma que quiere tener más peso en las decisiones deportivas. "Ningún futbolista ha jugado por decreto", asevera.

 

FABREGAT, EN CORTO

 

- "A día de hoy, nadie del club se ha puesto en contacto conmigo".

 

- "Me gustaría poder participar en la confección del equipo, de los puestos, los jugadores... y tener potestad para poder ver qué se puede mejorar".

 

- "Debo tener la jerarquía que tiene que tener un entrenador".

 

- "Creo que los enfrentamientos no son buenos y yo los he evitado siempre por el buen funcionamiento del equipo".

 

- "Cuando un jugador deja de hacer su trabajo o no lo hace como realmente debe, deja de ser fiel a sí mismo".

 

- "Por decreto, conmigo no ha jugado nadie".

 

- "El entrenador no puede caer bien ni dar gusto a todos, es imposible".

 

- "Se ha etiquetado a Borja como mi jugador consentido y protegido y no es así".

 

- "Carlos Rubén debe ser un ejemplo para todos".

Llegó y obró el milagro para salvar al CD Guijuelo con una racha histórica tras lograr 22 puntos de 24 posibles, después de que Mateo García dejase al equipo al borde del precipicio. Renovó, reconoce, por agradecimiento y sin condiciones por la confianza que habían puesto en él, y no ha tenido una temporada fácil.


La mala planificación de la plantilla, en la que no ha participado, lastró las opciones del equipo para llegar un poco más alto y reconoce que no ha sabido sacar todo el potencial a una plantilla en la que algunos futbolistas quizá ayudaron poco. Cuestionado sobre si hay intocables, dice que no se casa con nadie y si hay futbolistas que jugaron más que otros fue por convicción, algo que le ha costado caro de cara al exterior, igual que el hecho de sacrificar el juego por los puntos.

 

Ahora, la pelota está en el tejado de un CD Guijuelo que debe decidir si dar más poder de decisión a Jordi Fabregat o, por el contrario, pasar a una nueva etapa, la (pen)última de Jorge Hernández en el CD Guijuelo, donde sigue 'metiéndose' en casi todo, pero sin estar. Vaya, nada nuevo bajo el 'jamón'...

 

¿RENOVACIÓN?: "A día de hoy, nadie del club se ha puesto en contacto conmigo ni me ha emplazado para reunirnos. Yo espero y deseo tener diálogo con el club para poder saber si quieren que siga entrenando al CD Guijuelo la próxima temporada".

 

¿DESEO?: "Me gustaría quedarme en el Guijuelo, pero con condiciones... y no me refiero a temas económicos, esto va mucho más allá. Me refiero a intentar hacer las cosas como yo creo que se deben hacer y tener más peso deportivo".

 

¿CUÁLES SON ESAS CONDICIONES?: "Me refiero al hecho de poder participar en la confección del equipo, de los puestos, los jugadores... y tener potestad para poder ver qué se puede mejorar. Hablo también de renovaciones, la estructura de la pretemporada y de poder elegir con quién quiero trabajar. Esto no quiere decir que no esté bien con el cuerpo técnico actual, porque nuestra relación es excelente y son unos grandísimos profesionales, pero fue el club el que tomó la decisión".

 

CUERPO TÉCNICO: "Me gustaría tener la opción de elegir a la gente que esté a mi lado; que no se me interprete mal, porque estoy encantado con mi equipo de trabajo, nos hemos ayudado mucho y nuestra relación es muy buena. También me gustaría poder contar con los jugadores que creo necesarios para nuestro estilo de juego. Debo tener la jerarquía que tiene que tener un entrenador y creo que falta en Guijuelo y que la figura del entrenador sea relevante".

 

¿CULPA DE ESTA SITUACIÓN?: "En la euforia del final de la pasada campaña, cuando logramos esa buena racha de resultados, decidí, porque yo quise, quedarme sin ningún tipo de condición y no hubo ningún problema para renovar. Estaba muy agradecido al Guijuelo por la oportunidad, y lo sigo estando, pero debemos estar más juntos...".

 

¿PLANTILLA PARA MÁS?: "La labor con el equipo ha sido importante y estoy satisfecho con mis jugadores. Pero sí es cierto que muchas de las cosas que entrenábamos luego no sucedían en los partidos y eso lo he dicho muchas veces. No había un grupo compenetrado y por eso no nos salían las cosas, era mucho más complicado lograr los objetivos. No fui capaz de ser eficaz en eso".

 

AMBIENTE EN EL VESTUARIO: "Lo más difícil de todo en un vestuario es que todo el mundo acepte el rol que le toca vivir en una temporada, o bien en algunas fases de la misma. Sabemos que el fútbol depende del presente y el resultado depende de la dinámica que lleves en ese momento. Que quede claro que entiendo a cada uno de los jugadores porque yo he sido futbolista y me tocó vivir lo mismo, pero no puedo estar de acuerdo con algunos de ellos porque soy el entrenador. Los hay, como algunos chavales jóvenes, que supieron esperar su oportunidad, pasar un mal trago sin levantar la voz, y luego tuvieron su momento y lo aprovecharon. Creo que los enfrentamientos no son buenos y yo los he evitado siempre por el buen funcionamiento del equipo. Aunque en una temporada pasan muchas cosas, claro".

 

¿LE HICIERON ALGUNOS JUGADORES LA 'CAMA'?: "No, en absoluto. Soy de los que piensa que cuando un jugador deja de hacer su trabajo o no lo hace como realmente debe, deja de ser fiel a sí mismo, no al entrenador. Valoro mucho a un jugador que sabe estar en el vestuario y que respeta al colectivo, jugando y entrenando con deseo, aunque tenga menos oportunidades. También son importantes los jugadores así. Tampoco creo que no haya ningún jugador que juegue por capricho o que haga las cosas mal para que el equipo pierda y poder entrar en el once inicial. Pero sí es cierto que no me ha gustado el comportamiento de algunos; eso sí, nadie me ha faltado al respeto nunca, que quede claro".

 

 

¿ALGUNOS JUGARON POR DECRETO?: "Por decreto, conmigo no ha jugado nadie, aunque sí es verdad que he tenido mucho en cuenta el recorrido de algunos jugadores, su trayectoria y sus posibilidades por encima en ocasiones del rendimiento porque consideraba que podían ayudar más al equipo, como así ha sido. También creo, y eso es culpa mía, que a veces antepusimos los puntos al juego por nuestra mala racha en el tramo final de la temporada".

 

¿TIENE EL APOYO DE LA PLANTILLA?: "No tengo la sensación de que el ambiente esté viciado o haya desgana conmigo en el vestuario. Siempre hay enfados porque a veces la rutina te lleva a este tipo de situaciones en las que puede caer un jugador. El entrenador no puede caer bien ni dar gusto a todos, es imposible".

 

SU RELACIÓN CON JORGE HERNÁNDEZ: "Cuando nos hemos conocido es realmente cuando nos hemos entendido el uno al otro. Confió en mí en un momento complicado y se lo agradezco, siempre lo haré. Nuestra relación es buena, aunque siempre hay cosas que me gustaría mejorar, pero al igual que él pensará sobre mí, eso no es nada raro. Nuestra relación ha sido profesional y siempre deja trabajar; está en todos los sitios aunque no esté presente".

 

BORJA, ¿EL PROTEGIDO?: "No ha sido nada fácil para mí lidiar con esta situación y mucho menos de cara a la opinión pública; no me ha beneficiado en absoluto. Es cierto que Borja no llegó en buena forma y estuvo mucho tiempo sin jugar, al igual que estuvo lesionado bastantes semanas. Cuando salió, no empezó muy bien, pero su progresión ha sido muy grande y ha hecho un buen final de temporada. Se le ha etiquetado como mi jugador consentido y protegido y no es así, ni mucho menos. Pienso que es el jugador ideal para el puesto y para nuestro juego, nada más. No comparto otras opiniones y no le he regalado minutos".

 

¿Y AYUB?: "Cuando estuvo un poco mejor de forma entró en el equipo y llegó a jugar partidos completos. Partamos de la base de que es muy complicado para un jugador recuperarse de la lesión que tuvo y volver tras un año sin jugar al fútbol. Ha tenido una fase de la temporada con presencia en el equipo y me hubiera gustado que su estado de forma hubiese sido otro, pero no es culpa suya, y sí de lo que le pasó. Pero es un jugadorazo, que puede darle mucho al Guijuelo y jugar incluso en una categoría superior. Será muy útil para el fútbol".

 

KIKE ROYO Y CARLOS RUBÉN: "Kike ha hecho una temporada excelente en una posición tan específica como la de portero y no solo por sus intervenciones. Ha colocado la defensa, ha hecho jugar al equipo y ha tenido muchas fases de la temporada en las que ha rendido de manera notable e incluso sobresaliente. Y, qué decir de Carlos, debe ser un ejemplo para todos porque ha entrenado por encima de sus posibilidades para estar bien cuanto antes y ha sido un jugador muy importante".

 

UN DELANTERO QUE LA HUBIESE 'METIDO'...: "Quizá hubiésemos tenido opciones de luchar por algo más o de haber tenido otras sensaciones. Pero creo que el gol no es solo culpa de los delanteros y estoy satisfecho con lo que el club fichó. Creo que acabarán marcando goles en Guijuelo o donde vayan".