Jordi Fabregat: "Mi intención es seguir entrenando en un equipo donde sea feliz y aquí lo soy"

El entrenador del CD Guijuelo ha hablado tras la victoria ante el Racing y lo ha hecho conteniendo la emoción después de confirmar la salvación en un tramo final de Liga espectacular. Elogio a sus jugadores y se atreve a hablar de futuro. Él dice que es feliz en Guijuelo.  

Victoria y salvación. Perseguida desde hace tiempo y por fin conquistada así que Jordi Fabregat se mostró absolutamente feliz. "Es un día de satisfacción personal y a la vez por toda la gente que ha estado en los momentos difíciles con nosotros y que quería que salvaramos la categoría. Se me hacía duro pensar que podía ser entrenador que estuviera para bajar el equipo y ahora estoy para los aficionados, los medios y para todos creo que es un día especial. No tengo palabras para describir la alegría que tengo porque no me esperaba que revertieramos la situación con tanta facilidad y por eso me emociono".

 

Buscando claves sobre la transformación en este tramo final, Fabregat apunta que "el equipo ha tenido un cambio a nivel de resultados y se ido haciendo fuerte. La verdad es que yo no estaba descontento cuando no sumábamos puntos pero tampoco esperas que de repente tenga esa entereza, superioridad en muchos momentos del juego que ha llegado a tener a etas alturas. Es para estar contento y al mismo tiempo es una satisfacción grande para mi".

 

Además cree que aunque ya no queden objetivos por cumplir en las jornadas que restan, el Guijuelo querrá acabar bien. "Hay que jugar, si los jugadores si se abandonan lo pasan mal después, hay que seguir con la humildad que han tenido durante mucho tiempo. Yo a este equipo no le vi decaer nunca, salvo un partido que ya lo comenté, pero ahora mismo estoy muy contento por todos y por muchos que me han ayudado desde fuera. El equipo ha tenido muchos mensajes de compromiso y lo ha sacado adelante".

 

La pena es que al Guijuelo se le va a hacer corta la Liga pero así es la competición y Fabregat no se lamenta por ello. "No podemos alargar el calendario el futbol es inmediatez y no tiene memoria, a este grupo es difícil que le ganen ahora mismo y, de hecho, hoy el Racing se ha podido llevar más en el primer tiempo aunque luego ya sabíamos que era el líder e iba a empujar. Pero es verdad que estamos en un momento que competimos con los de arriba y eso es una dinámica emocional y además se juega bien y se crean ocasiones en algunos momentos".

 

¿Qué ha aportado Fabregat para salvar al Guijuelo? Él responde desde la modestia: "No me quiero elogiar, vine a dar lo mejor de mi aunque sabía que iba a estar muy examinado y con mucha gente a la expectativa porque el entrenador cuando no cumple objetivo siempre queda con la sensación de que le falta algo. Pero estaba tan convencido de que trabajabamos para que vinieran victorias que tenía seguridad. Desde la derrota los veía cerca de ganar y yo, que tengo más experiencia que ellos en esas situaciones, sabía que si seguiamos perseverando en lo que haciamos bien y corregimos otras situaciones. se lograría y ellos han trabajado y a mí me han ganado".

 

Su mensaje a la plantilla. "Las gracias, a todos, a los que han jugado más y los que han jugado menos y los que han tenido menos protagonismo también han ayudado mucho en los entrenamientos, competencia sana, darlo todo si salían diez minutos. Al final todos juegan a lo mismo y cuando un equipo juega a lo mismo lo consigue".

 

Toca pensar en el futuro, ¿estará Fabregat la próxima temporada? ¿Ha hablado con Jorge Hernández. "Hablaremos cuando acabe la competición. Mi intención es seguir entrenando a un equipo donde sea feliz y aquí lo soy". 

Noticias relacionadas