Cyl dots mini

Jordi Fabregat: "De esto no se sale culpando a los demás y sí mirando lo que hace cada uno"

El entrenador del CD Guijuelo ha asegurado tras la derrota del equipo contra el Coruxo que fallan goles que no "están impedidos por la dificultad".

El entrenador del CD Guijuelo aseguró, tras la nueva derrota de su equipo, que el equipo no se ha fracturado y que no hay que señalar a nadie. Éstas han sido sus reflexiones: 

 

EL PARTIDO: "Han sido 90 minutos y valorar solo 25 es muy poco; el partido hasta ese momento estaba dominado y las ocasiones y el dominio era nuestra. Lo que no hubo fue eficacia y ellos tuvieron la fortuna de marcar por estar un poco despistados. Entonces, nos pasó lo que le ocurre a un equipo de la zona baja... partes el campo y dejamos correr mucho al Coruxo. En la segunda, hemos tenido nuestras opciones y los últimos minutos fueron lo que fueron y no jugamos a nada. Les benefició el cambio táctico que hice".

 

CALOR Y PROBLEMAS: "Durante la temporada pasan cosas así; tenemos jugadores lesionados en la misma posición, en el centro del campo. Carlos Rubén juega ahí y no es su puesto habitual, pero lo está haciendo muy bien y Omar lleva sin jugar varios meses. No acertamos con el partido que nos dé ventaja y estamos esperando una victoria para que vuelva. Hay que corregir y perseverar y sin goles no se puede ganar. No podemos desesperar porque queda un mundo y tenemos que seguir trabajando".

 

ANSIEDAD: "Puede ser porque cada jugador lo siente de una manera; unos ya han vivido esto, otros no... tienen preocupación porque les cuesta más jugar y creen que no pueden ganar el partido. He vivido muchas cosas como ésta y les voy a ayudar en lo que pueda. Podemos remontar la situación porque al equipo le veo con predisposición".

 

SIN GOL, SIN REACCIÓN: "No tenemos reacción porque no metemos gol... lo que desanime es fallar lo que fallamos. Erramos goles que no están impedidos por la dificultad, y eso es muy diferente a fallar por mérito del rival. Y eso, moralmente nos viene mal".

 

PONFERRADINA: "La realidad es ésta, con dos equipos que necesitan puntos y que tienen objetivos diferentes. Vamos a juntar filas y perseverar en lo que hacemos bien. De esto no se sale culpando a los demás y sí mirando lo que hace cada uno".