Jordi Fabregat: "Ahora que está cerca no nos puede temblar la mano"

(Foto: De la Peña)
Ver album

El entrenador del CD Guijuelo se ha mostrado muy contento por la victoria y la implicación del equipo pero trata de rebajar la euforia porque nada más finalizar el duelo ante el Caudal tiene en mente cómo manejar la final del jueves ante el Izarra. 

El CD Guijuelo ha logrado un importante triunfo ante un rival directo. En casa no se puede fallar, sea mejor o peor el juego, así que era normal acabar el partido satisfecho como le sucedió a Fabregat. "Hemos jugado un partido en que hemos marcado tres goles, no ha sido vistoso pero el típico de final de temporada en el que está por debajo arriesga más. Contentísimo pero no hay nada hecho. Se da un pasito más pero ahora tenemos que seguir y perseverar porque el partido del jueves es fundamental. Puede ser de ansiedad, de emoción, de ilusión y de conseguir algo. Hay que guardar la euforia y ver si podemos sacar esto tres puntos".

 

Pese a lo claro del marcador recuerda Fabregat que a estas alturas cuesta muchisimo sacar adelante los partidos porque hay mucho en juego. "Hoy hemos ganado 4-1 y con 3-0 no estábamos seguros. El fútbol no es seguro, estamos en el camino pero no hemos conseguido el objetivo. Ahora que está cerca no nos puede temblar la mano. Juegamos con la responsabilidad de no fallar en nada. Ahora calma, cuidarse más que nunca, ver que jugadores tienen que descansar, la euforia no ayuda nada".

 

Sobre la presencia de Pino, pese a no estar en las mejores condiciones señala que es un jugador que "nos ocupa mucho campo, nos da muchas situaciones, puede estar fuera del partido y cuando entra te da un asistencia o te hace un gol, es lo que tienen los goleadores. Ha hecho lo que ha podido".

 

Fabregat no hace cuentas de la lechera sobre cuánto tiene que sumar su equipo para conseguir la salvación ni tampoco se fija demasiado en lo que hace los rivales mientras juega su equipo. "Sólo miro los tres puntos del Guijuelo cada semana y no miro los de atrás, de reojo los de adelante pero cuando acabe la jornada. Que ganemos y nos distanciemos y no pienso nada más ni en cuanto puntos está la salvación. Me preocupa poco porque hacer números a largo plazo no me vale. Vamos a buscar la victoria ante el Izarra y a partir de ahí cuatro partidos para materializar la salvación".

 

El equipo lo que sí ha confirmado es que la dinámica es totalmente distinta, sobre todo en el Municipal donde se juega con otra confianza. "Hoy estoy contentísimo de haber ganado. No ha sido vistoso pero hemos defendido muy bien y defender bien y crear superioridad numérica es lo que nos da resultado y después el equipo tiene eficacia. Estamos a gusto con el equipo pero la realidad es que los goles vienen del trabajo también",

 

Además destaca que se ganó a un rival al que él vio "súper bien ubicado y creo que el resultado es amplio pero los tres puntos posiblemente sí son merecidos. Saber jugar este partido, ser eficaces y defender el resultado tiene su mérito. Toca mejorar pero hoy tocaba ganar si no queremos pasar apuros".

 

Se felicita Fabregat de lo que aportan todos los jugadores, sean habituales o no, cuando saltan al terreno de juego. "Para mi era importante tener a todos a disposición. Eso hace dificil hacer la alineación pero fácil alinear y eso me refuerza. Tener tres jugadores que no han jugado en semanas anteriores, que son capaces de rendir y después volver a sentarse. Todos estamos unidos en sacar esto adelante, juegue quien juegue".

 

IVÁN ANIA: "HAY QUE COMPETIR Y EN ESO NOS GANÓ EL RIVAL"

 

Por su parte, el entrenador del Caudal Deportivo, Iván Ania, señalaba "al final el fútbol son goles y competir y en esas dos facetas fueron superiores, defensivamente estuvimos frágiles y en juego quizás fuimos superiores. Sin gradísimas ocasiones, con control del juego pero nos faltó competir, nos ganaron las disputas individuales y lo primero que hay que hacer es competir y en eso nos ganó el rival".

 

Reconoce que tenía fe en poder hacer algo más tras el paso por vestuarios. "El partido se nos puso muy cuesta arriba tras el descanso porque además trastoca todos los planes. El 3-0 ya es un resultado distinto y con 3-1 el 'golaverage' estaba empatado pero al final lo perdimos. Un mal día, un mal partido y hay que levantarse", señaló. 

 

¿En cuántos puntos está la salvación para Ania? "Pensaba que con 44, no sé si dará pero hay que afrontar cada partido como si fuera una final".