Jonathan Martín: ¡Oh capitán, mi capitán!

El defensa salmantino del CD Guijuelo salió al rescate del equipo el día señalado en rojo para iniciar el despegue del equipo. Después de ser enviado a un ostracismo inexplicable, ha demostrado que, camino de los 36, su aportación es básica.

Igual que en 'El club de los poetas muertos', Jonathan Martín se saltó las normas y rompió moldes en el día señalado. Quizá no era el jugador a vigilar, ni el destinado a ser protagonista; y mucho menos después de haber sido relegado a un ostracismo que quizá alguno tendrá que explicar más adelante.

 

No es el jugador con más calidad del equipo, no, pero su sentido de la responsabilidad, su actitud y su categoría dentro del terreno de juego, unidos a su físico, hicieron que se convirtiese en el jugador que sacó al CD Guijuelo del pozo.... una vez más.

 

Sí, y lo hizo muy cerca de cumplir los 36 años, edad que para muchos es un obstáculo más que un factor a favor. Y es que, en el CD Guijuelo hay quien mira las relaciones personales, que no profesionales, además del DNI, para decidir o aconsejar si un jugador debe tener o no minutos. Así han ido las cosas hasta ahora en el club...

 

No en vano, y pese a llevar varios partidos en el banquillo sin disputar ni un solo minuto, Jonathan Martín fue titular frente a Osasuna B por la lesión de Ayala y no hizo nada que sorprendiese a los que le conocen de cerca y siguen cada día su manera de entrenar. Es cierto que anotó un doblete, algo anormal en un defensa, pero lo hizo en dos de sus especialidades: el balón parado y los lanzamientos desde los 11 metros.

 

Abrió la lata de un Guijuelo al que le cuesta un mundo hacer gol después de aprovechar una segunda jugada en un saque de esquina y cerró el marcador con otra de sus especialidades, como son los lanzamientos desde los 11 metros.

 

El capitán del CD Guijuelo marcó el camino del equipo marcó el camino hacia la victoria, la quinta de la temporada y después de haber ganado solo uno de los últimos 14 partidos disputados. Quizá a alguno en la grada le 'molestase' la victoria por ser protagonista quien fue... al que aún no le han ofrecido la renovación pese a su rendimiento. Más de 200 partidos en 7 temporadas contemplan su trayectoria en Guijuelo, formando además, parte de su historia más gloriosa.

 

Lo bueno es que la mayoría le alaba: ¡Oh capitán, mi capitán...!